Melodías con instrumentos de materiales reciclados

La agrupación ketom practica distintos géneros musicales para tocarlos el día de sus presentaciones

HOY

José David Tórrez es un chavalo que ha ocupado parte de su tiempo para aprender a tocar diversos instrumentos musicales dentro de una agrupación llamada Ketom, pero esta no es cualquier banda, pues cada una de sus melodías salen de instrumentos elaborados con material reciclado.

Para Tórrez el formar parte de la agrupación no solo le alegra el alma, sino incluso le ayuda a alejarse de las malas compañías.

“Mis primos me invitaron a que viniera al grupo hace como unos 4 años, porque antes me mantenía más en la calle, entonces… esto me ha ayudado bastante a dejar las malas gavillas a como popularmente se le conoce”, expresó Tórrez.

Presentaciones

Así como Tórrez ha encontrado un escape en la música, alrededor de 20 chavalos más se reúnen los lunes y miércoles en el barrio René Cisneros, en Managua, para practicar con baldes, barriles, tubos y botellas de vidrio.

“Ketom es parte de la Asociación Música para Vivir Nicaragua y tenemos dos presentaciones ya establecidas en el año, a finales de junio y a finales del año. El grupo Ketom tiene muchas invitaciones en el año, como mínimo 4 o 6 cada mes, pero… solo atendemos 2”, explicó Oscar Noguera, director de la asociación.

Debido a las clases los chavalos solo practican de 4:30 a 6:00 de la tarde, pero en cada ensayo tratan de dar lo mejor de ellos y alegran a parte del barrio con sus melodías.

“Es hora y media que practican y se trata de incluir de todo tipo de música… Aquí tanto los varones como las mujeres tratan de aprender a tocar todos los instrumentos, no se quedan solo con uno y les gusta”, indicó Noguera.

La política de la agrupación es no cobrar por sus presentaciones, sin embargo si los chavalos quieren dar presentaciones por su cuenta pueden hacerlo.

“En este tipo de actividades que son más privadas (cumpleaños) sí se tendría que cobrar, pero no lo hacemos porque no va dentro de la lógica de nuestro trabajo… Pero los chavalos pueden hacerlo, que tengan la libertad de ir y tocar, pero no como asociación”, dijo Oscar.

Apoyo
Cada uno de los chavalos que forman parte de la agrupación no solo se dedican a tocar los diferentes instrumentos, sino también se les apoya con atenciones psicológicas. “Este es un barrio con vulnerabilidad social… Hay unos índices de violencia familiar que muchas veces no se reflejan, pero están ocultos en las casas y esto afecta el entorno de los adolescentes y es por eso que hacemos el acompañamiento psicológico”, dijo Noguera.

...

Notas Relacionadas