Amplían pruebas contra taxista y dueño de arma por homicidio

Crimen ocurrió en la Colonia Primero de Mayo y señalan a taxista de trasladar a acusados

El juicio contra el taxista Ismael Rodríguez y Víctor Dávila iniciará el próximo 7 de junio. HOY/Alejandro Flores

HOY

Una inspección en la escena del crimen consistente en varias fotografías y hallazgos, más un examen toxicológico que determina que la víctima estaba en estado de embriaguez leve, son las pruebas que la Fiscalía amplió contra un taxista y el sujeto que facilitó el arma de fuego en el homicidio de un joven ocurrido el 24 de marzo de 2017, en la Colonia Primero de Mayo, Managua.

Las pruebas las ofreció el fiscal Juan Manuel Canelo, ante la juez Décimo Distrito Penal de Juicio, Luvi González, quien admitió las mismas.

El abogado Ricardo Polanco, defensa del taxista Ismael Antonio Rodríguez, de 34 años, no se opuso a las pruebas presentadas por la Fiscalía.

Pero el abogado Pedro Alonso, defensa de Víctor David Castillo, de 24 años (el que facilitó el arma de fuego que se usó en el crimen), se opuso a la pericial de la inspección de la escena del crimen, alegando que no era prueba nueva, porque fue hecha el mismo día que se cometió el homicidio.

Solo dos

De momento solo enfrentan el juicio, el taxista Ismael Rodríguez, que según la Fiscalía, transportó a los demás procesados, incluido a Víctor, quien es el sujeto que facilitó el arma de fuego con la que se privó de la vida a Francisco Leonardo López Romero, de 25 años.

Pende orden de captura contra David Antonio González Echeverri, de 39 años, autor de los disparos que privaron de la vida a López y Moisés Maradiaga Jirón, de 32, quien vigilaba en la escena del crimen.

Los hechos

El pasado 24 de marzo de 2017, a las 8:35 de la mañana, la víctima López Romero bebía licor con un ciudadano en la vía pública, del Complejo “Conchita” Palacios dos cuadras al sur, en la colonia Primero de Mayo, Managua.

De donde estaba la víctima, una cuadra al sur se encontraba un taxi, en el que estaban a bordo los acusados: Ismael Rodríguez (conductor del taxi), así como David Antonio González Echeverri (prófugo); Víctor Dávila Castillo y Moisés Maradiaga Jirón (prófugo).

La víctima López y el compañero de tragos se acercaron hasta donde estaban los cuatro sujetos en el taxi y se generó una discusión entre el ahora occiso y el acusado David González, quien le expresó a López “esperame, ya vengo”, y los cuatro acusados se retiraron del lugar en el taxi y se dirigieron a la vivienda del imputado Víctor, en el barrio Germán Pomares.

Víctor, quien habita en una cuartería, sacó del lugar un arma de fuego, sin estar autorizada, tipo pistola, y se la entregó al acusado David.

A las 8:50 de la mañana del mismo día (24 de marzo de 2017), los acusados regresaron al lugar cerca donde estaba la víctima López y mientras tres acusados se quedaron en actitud vigilante, David se bajó del taxi y caminó hasta donde estaba la víctima y le realizó dos disparos: uno en el abdomen y otro en la espalda; López que estaba sentado, se puso de pie, caminó 45 metros y cayó sin vida.

A Víctor se le imputa también portación ilegal de armas de fuego.

...

Notas Relacionadas