Policía confirma 19 muertos y 50 heridos en concierto de Ariana Grande

Los testigos que asistían al concierto de Ariana Grande describieron a los medios locales escenas de pánico tras escuchar una "enorme explosión".

HOY

Al menos 19 personas han muerto y 50 han resultado heridas tras escucharse dos explosiones junto al estadio Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, donde concluía en la noche de hoy lunes un concierto de la cantante Ariana Grande.

El incidente, que se produjo sobre las 22,30 horas GMT, se investiga como un posible ataque terrorista hasta que la policía confirme las causas del suceso, señalaron las fuerzas de seguridad de Manchester.

El ataque se ha producido a menos de tres semanas de las elecciones generales en el Reino Unido, previstas para el 8 de junio.

Los servicios de emergencia, junto con numerosas ambulancias, se han desplazado a los alrededores del estadio, donde se concentraban unas 20.000 personas para escuchar a la artista estadounidense.

Transporte

Los servicios de trenes han sido suspendidos en la estación Victoria de Manchester, que está junto al estadio, y todas las líneas han sido cortadas tras el suceso.

Los testigos que asistían al concierto de Ariana Grande describieron a los medios locales escenas de pánico tras escuchar una “enorme explosión”.

“Todo el mundo estaba gritando y corriendo, el suelo estaba repleto de abrigos y teléfonos móviles. La gente simplemente lo arrojaba todo”, relató a la BBC Robert Tempkin, de 22 años.

La policía ha confirmado que está dedicando “amplios recursos” al incidente, entre ellos artificieros y expertos en ataques terroristas.

Un portavoz del estadio Manchester Arena afirmó que la explosión se produjo “fuera del recinto”, con capacidad para 21.000 personas.

El personal de servicios de emergencia habla con personas fuera de Manchester Arena./ FOTO: EFE

Los responsables del estadio afirmaron que el suceso ocurrió “en el espacio público” cuando “la gente estaba abandonando el espectáculo”.

La policía británica llevó a cabo posteriormente una “explosión controlada” en las inmediaciones del Manchester Arena, al detectarse un objeto sospechoso, pero finalmente se constató que no se trataba de material explosivo.

La detonación se produjo en los jardines de Cathedral Gardens, frente a la estación de tren de Victoria y el recinto deportivo.

“Los agentes que llevaron a cabo la explosión controlada por precaución en Cathedral Gardens confirman que era ropa abandonada”, afirmó un portavoz de la policía británica minutos después.

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, condenó el “atroz ataque terrorista” y expresó su solidaridad con las víctimas y las familias de los afectados, además de confirmar que la policía está tratando el incidente como un atentado.

...

Notas Relacionadas