Culpables los tres trabajadores de ENEL

Los funcionarios hasta habían simulado autorobo para "tapar" faltantes de dinero

La contadora y el cajero (izq.) en el juicio que se celebró en Siuna. HOY/José Garth

HOY / RACCN

El juez de juicio del Juzgado de Distrito Penal de Juicio de Siuna, Felipe Úbeda Prudo, emitió un fallo de culpabilidad a Vilma Enriqueta Urbina Sánchez, Julio García López y Leyla Indira Reyes, los tres exfuncionarios de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel) de  Mulukukú, quienes eran acusados de peculado (malversación de fondos públicos).

En la acusación se afirma que los tres funcionarios utilizaron dinero de Enel hasta por la suma de 851 mil 945.56 córdobas, que fueron usados para realizar préstamos personales que no estaban autorizados por la empresa.

AUTORROBO

El acusado Julio García López, quien fungía como cajero en Enel, declaró ante el juez que  su jefa  Enriqueta Urbina fue quien había planeado un autorrobo para resolver el faltante que tenían en la delegación y para ello le pidió a la excontadora, la también acusada Leyla Reyes,  que dejaran abierta la puerta porque ella enviaría a una persona para simular un autorrobo, pero en la caja no había dinero.

García detalló que su jefa venía realizando esa práctica desde el 2015 y la contadora siempre cuadraba los arqueos de manera que nunca había faltante.

El abogado defensor Cristino Aguilar dijo en sus alegatos finales que tanto Leyla como Julio, eran presionados y chantajeados por su jefa.

El fiscal William Tórrez dijo que la acusada Vilma Enriqueta y Julio García pusieron la denuncia por robo ante la Policía Nacional, pero las investigaciones probaron que fue un autorrobo, ya que la puerta estaba forzada por dentro y no por fuera.

CAMBIO DE DELITO

El abogado Axel Rojas, defensor de Vilma Enriqueta Urbina Sánchez, pidió al juez que revise la calificación del delito, porque para él lo que hay es una malversación de caudales públicos y no peculado, porque se desvió el dinero para lo que estaba destinado, por lo que pidió al juez resolver esto aunque el Ministerio Público acusó por peculado.

En peculado, la pena es de 4 a 10 años de prisión. Mientras que en malversación de caudales públicos, de 2 a 5 años de cárcel.

La acusada Urbina Sánchez ya había admitido hechos al inicio del juicio, por lo que solo García y Reyes enfrentaron las últimas audiencias.

Ahora los tres esperarán el debate de pena y lectura de sentencia.

...

NOTAS RELACIONADAS