Sobreviviente de accidente no sabe que murió su esposo y nieto

Fue arrollada junto a seis personas y el conductor ayer fue enviado a juicio en Ticuantepe

HOY

Adela del Carmen Ruiz Pavón, desde la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital de Managua, pregunta a sus hijos por su esposo y nieto, y siempre recibe la respuesta de que se encuentran bien.

Ruiz, de 38 años, lucha por su vida para encontrarse nuevamente con ellos. Ha sufrido tres infartos, ya le hicieron una operación y aún le faltan dos.

Su hija Tania Paola Pavón le explica que se encuentra en el hospital porque sufrió una caída en la casa.

Cuenta que su mamá no se acuerda del accidente que ocurrió aquel 8 de mayo en el kilómetro 18 de la Carretera a Masaya.

Ese día, Adela y su esposo y cinco acompañantes caminaban a orillas de la carretera cuando fueron embestidos por la camioneta conducida por Francisco Meza Ruiz, de 63 años.

Adela del Carmen Ruiz, continúa grave. HOY/CORTESÍA

La familia regresaba de trabajar en una finca ubicada en las cercanías del sector.

Tania limpia las lágrimas que caen por sus mejillas y muestra una foto que tiene en su celular de cómo se encuentra su mamá. Le da coraje saber que tiene frente a ella al hombre que provocó el accidente en el que también falleció su papá Thelmo José Cardenal Villalta, de 48 años y su único bebé, Jeffrey Cardenal Pavón, de 2 años.

En el accidente también falleció Carlos Domingo Mena Ruiz.

EN PRISIÓN

El señor Francisco Meza también lloró en el banquillo. Por segunda ocasión fue llevado a los juzgados de Ticuantepe ante la juez Carmen de Fátima Orozco.

Durante la audiencia inicial la Fiscalía manifestó que Meza conducía de manera temeraria. También se mencionó que por recomendaciones médicas el acusado no podía conducir, sin embargo, hizo caso omiso.

“Son hechos graves que han impactado en toda la nación porque estamos siendo víctimas de un proceso de accidentalidad y nos tiene que llamar la atención, sobre todo cuando en vez de ser un atenuante para nosotros los mayores de 60 años, es una agravante, porque ya somos personas con experiencias de la vida, debemos ser prevenidos”, explicó la juez.

Además consideró que no habían suficientes elementos a través de epicrisis que justificara que no pueda enfrentar este proceso en prisión y elevó la causa a juicio oral y público para el próximo 1 de junio.

Un fuerte dispositivo policial protegió a Francisco Meza para que no fuese agredido. hoy/Wilih Narváez

 

 

Save

...

NOTAS RELACIONADAS