Cutis de rosa

Luzca un cutis impecable y lleno de vida con estas tres recetas naturales.

El agua de rosas es rejuvenecedora. Hoy/foto: Internet.

HOY

Lucir un rostro impecable es posible, ya no se necesita gastar grandes cantidades de dinero para lograrlo.

Hoy día, los expertos en el cuido de la piel utilizan “agua de rosas”, esta, además de ser ciento por ciento natural, posee propiedades que ayudan a la cicatrización y tonificación de la dermis y permite el rejuvenecimiento.

Este líquido, en combinación con algunas frutas, promete resultados aún más eficaces, por eso, pensando en su bienestar le compartimos tres recetas que le harán presumir una tez radiante y perfecta.

Agua de rosas y limón: es una excelente opción para combatir el envejecimiento y la piel seca. Solo necesita cinco cucharadas de agua de rosas y una cucharadita de jugo de limón. Aplique esta mezcla en la cara todas las noches con un algodón. Espere a que seque y enjuague con agua tibia, al terminar, ponga crema hidratante.

Agua de rosas y jugo de tomate: la prolongada exposición al sol produce daños permanentes en la piel. Por suerte, los efectos negativos pueden resolverse gracias a las propiedades astringentes y antiinflamatorias de esta receta. Solo necesita mezclar bien 10 cucharadas de agua de rosas y cinco de jugo de tomate natural y aplicarselo en el rostro por las noches, no es necesario que se enjuague.

Agua de rosas y mango: la piel necesita nutrientes para regenerarse y esta receta es perfecta, es antioxidante y posee vitamina E y C. Solo necesita 10 cucharadas de agua de rosas y 10 cucharadas de pulpa de mango, hecha en casa, aplíquelo en el rostro.

 

 

Agua de rosa
Preparar agua de rosas es sencillo, solo necesita cuatro onzas de pétalos frescos y tres tazas de agua. Añada el agua y los pétalos en una cacerola, caliente a fuego alto.

Cuando el agua comience a hervir, baje el fuego y tape inmediatamente, espere 10 minutos. No permita que el vapor escape, pues, es el que contiene los aceites esenciales de las rosas.

Finalmente, apague el fuego y deje reposar por una hora sin destapar, una vez que haya bajado todo el vapor, pase todo el contenido por un filtro y guárdelo en una botella de cristal. Métalo en la nevera.

 

...

NOTAS RELACIONADAS