Este es el origen de la historia viral de Tamara y Eduardo en WhatsApp

Una estudiante de Sinaloa es la autora de la trágica historia de amor de Tamara y Eduardo que se volvió una sensación en redes sociales.

Flor Carrillo es la creadora de la historia viral. ” Tamara y Eduardo “. HOY/Foto: Internet

HOY

La historia de Tamara y Eduardo contada a través de 193 pantallazos de WhatsApp ha cautivado a los usuarios de Facebook en los últimos días. Ambos son los protagonistas de una original relación amorosa que empezó virtualmente y terminó de manera muy lamentable.

Y aunque puedas pensar que se trata de personajes reales, lo cierto es que son inventos de Flor Carrillo, una estudiante de 18 años de Sinaloa, México. La joven comenzó a escribir la conversación en la madrugada del 14 de mayo ya que ‘no podía dormir y no tenía nada que hacer’, según dijo al sitio Verne.

‘Publiqué la primera parte porque me gusta compartir mis historias con mis amigos. Mi idea era publicar un capítulo por día, pero me insistieron tanto que siguiera que la acabé toda en un solo día. Cuando vi cuántos likes tenía el lunes, no lo podía creer’, dijo la joven al medio español.

Flor publicó la historia en 12 entregas desde la madrugada hasta las seis de la tarde del domingo. Para simular las conversaciones utilizó la app WhatsFake, la misma que permite crear chats falsos de WhatsApp, informa Trome.

El talento de la joven que se ha vuelto viral en Facebook es innato. Y es que comenzó a plasmar sus historias desde que tenía 11 años. ‘En quinto de primaria, una maestra nos pidió hacer un poema sobre las vacaciones, yo no tenía muchas ganas de hacerlo, pero aun así lo hice. Cuando lo recibí de vuelta la maestra había escrito felicidades en grande y tú sirves para esto. Esa fue la señal de que tenía que seguir’, comentó a Verne.

Antes de ‘¿Quieres ir por un café?’, la joven escribió otros cuentos siendo el más exitoso ‘Enamorada de un trata de blancas’, la historia de una chica que tiene una relación amor-odio con su secuestrador, quien la prostituye. Y aunque son narraciones diferentes, todas tienen algo en común: ninguna acaba bien.

‘Ninguna de mis historias tiene un final feliz, porque no existen en la vida real. Todos morimos y la muerte es algo muy doloroso’, dijo la joven adolescente al mismo tiempo que contó la experiencia más dolorosa que le tocó vivir y que la formó como escritora.

‘Viví la muerte de un hombre que fue lo más cercano que he tenido a un padre, justo cuando comenzaba a sentirlo como parte de mi familia, falleció. Yo tenía 11 años’, narró Flor.

En ese sentido, reveló que la historia de Tamara y Eduardo también nació de una gran pérdida y que eso fue lo que le dio el maravilloso éxito del que goza hoy.

‘A todos nos da miedo admitir nuestro amor por alguien o no lo queremos aceptar. Cuando por fin te das cuenta de lo que tienes, lo pierdes’.

...

NOTAS RELACIONADAS