Colegio Rafaela Herrera, de Ometepe, se consagra en el futbol femenino escolar

Villa El Carmen, Managua y Chontales entre los mejores equipos.

HOY

Era difícil escapar al mar de sentimientos encontrados que hicieron erupción tras la final del futbol siete femenino, de los Juegos Nacionales Escolares de Primaria.

Por un lado, estaban las niñas del Colegio Rafaela Herrera de Altagracia en la Isla de Ometepe, Rivas, que no pudieron contener el llanto, pero de felicidad, al vencer al representativo del Colegio La Ceiba de Villa El Carmen, Managua, en un duelo que tuvo que definirse en muerte súbita, en la ronda de penales.

Por el lado de las capitalinas tampoco había consuelo, pese a que ambos equipos protagonizaron un intenso duelo que terminó parejo con dos anotaciones por cada lago, luego del tiempo regular.

Tuvo que venir la perturbadora ronda de muerte súbita en penales, fase en la que Ximena Monrroy, de Managua, sacó un disparo a las manos de la portera rival, lo que le dejó el camino abierto a Yeshiris Tamara Flores, quien con un tiro certero marcó el gol de la victoria.

“Fue una experiencia grandiosa para nosotros. Este fue un gran esfuerzo de todo Ometepe, nosotros somos de una escuela humilde pero aquí estamos. La escuela está ubicada en el centro de Urbaite, comunidad que está a diez kilómetros de Altagracia. Muchas de las niñas para ir a clases tienen que caminar hasta dos kilómetros a pie, en bicicleta e incluso hasta a caballo”, destacó Henry Cruz Barrios, entrenador del equipo campeón.

Lo del juego final ya es historia. En un trepidante partido final, en la fase regular por las isleñas Rosa Martínez marcó en dos ocasiones, mientras que por las capitalinas, Darling Aguirre y Ximena Monrroy perforaron la red.

En tanto Rosa Martínez, del equipo campeón, fue la mejor goleadora del torneo con 17 anotaciones en total.

Por su parte, el tercer lugar lo reclamó la escuadra del colegio Pedro Joaquín Chamorro, de Chontales.

Un total de 18 equipos estuvieron en la contienda escolar.

...

Notas Relacionadas