Nica que murió arrollada por tren en Costa Rica tenía 15 días en su nuevo trabajo

En diciembre pasado vino por última vez con sus tres hijos a visitar a sus familiares en Niquinohomo

HOY

El luto embarga por cuarta ocasión el hogar de Marina García Hernández, una anciana de 75 años, habitante de la comarca El Portillo, de Niquinohomo, departamento de Masaya, donde esta mañana llegarán los restos de Modesta del Socorro Muñoz García, de 42 años, quien este martes murió en un accidente ferroviario en Costa Rica.

“En diciembre fue la última vez que vino a visitarnos”, dice con la voz quebrada doña Marina, mientras limpia las lágrimas que recorren sus mejillas.

A ella le ha tocado despedir a dos de sus hijos que murieron por causas naturales y también a su esposo.

Ahora se prepara para darle el último adiós a su hija, quien se fue al vecino país hace 19 años en busca de mejores condiciones de vida.

VIDEO GRABÓ MUERTE

La compatriota apenas tenía dos semanas de haber encontrado trabajo como asistente del hogar y dejó en la orfandad a tres niños de 11, 8 y 7 años, nacidos en Costa Rica.

“Ella estaba bien en su trabajo, se comunicaba conmigo y me dijo que tenía nuevo trabajo, que le daban la salida temprano para ver a sus hijos”, manifestó su hermana Maricela Muñoz.

Sus familiares tienen conocimiento que ella se dirigía a su centro de trabajo cuando ocurrió el accidente.

Medios costarricenses informaron que el trágico hecho ocurrió en el barrio La California, de San José.

Existe un video que captó el accidente, donde se observa que la nicaragüense caminaba a paso rápido a un lado de los rieles. Llevaba una cartera en su mano derecha.

Un hombre que estaba en una acera y que vestía una camisa color roja, extendió su mano derecha para alertarla de que el tren circulaba detrás de ella.

Cuando la nica reaccionó e intentó cruzar a la acera fue demasiado tarde.

Modesta sufrió la amputación de su brazo derecho y de sus dos piernas y falleció tres horas después de ocurrido el accidente en el Hospital Calderón Guardia.

Modesta del Socorro Muñoz. HOY/Cortesía
CONSTERNADOS

Ayer, familiares y amigos se encontraban reunidos en la casa de doña Marina.
“Yo le decía que se viniera con los niños, que aquí podía trabajar, Dios donde quiera está, pero me contestaba que los niños allá iban a clases”, recuerda.

Marcela Muñoz dijo que su hermana ya no se acostumbraba a vivir en este país, mucho menos sus niños.

Pasada las 12:00 m. de ayer los restos de la nicaragüense le fueron entregados a Isidro José Arévalo, expareja de la fallecida.

Durante unas horas la velaron en la comunidad Sagrada Familia, de San José, Costa Rica, y luego emprendieron el viaje al país que la vio nacer y donde descansarán sus restos.

CASOS SIMILARES

En diciembre pasado el nicaragüense Dimas Iván Figueroa Castellanos, de 40 años, perdió sus piernas al caer de “La Bestia”, conocido así el tren que transporta migrantes de México hacia Estados Unidos.

En enero fue recibido por sus familiares en el aeropuerto donde expresó que se durmió y cayó del tren.

En el año 2013, el nica Omier Peralta Toledo, de 19 años, murió arrollado por un tren en España.

...

Notas Relacionadas