Vivienda tiene dos años sin agua potable

Familia quiere acceso al servicio

IMG_0292

HOY

Desde hace más de dos años, que a la señora Jaqueline Fletes, le fue retirado por los trabajadores de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcanterillados (Enacal) su medidor de agua, debido a los retrasos que presentó después de que su esposo quien mantenía la casa perdiera su trabajo.

Según Fletes, a pesar que se quedó totalmente sin el servicio vital, los recibos le siguen llegando con cantidades mayores a los 200 córdobas.

“Desde que se me llevaron el medidor, una vecina me da lugar de llenar mis recipientes cada tres días, a veces le colaboro en lo que puedo con sus recibos, pero la ayuda no es siempre, debido a mi situación económica”, comenta.

IMG_0294Cándida Rosales, suegra de la afectada, manifiesta que además de la cantidad mensual que llega en el recibo, añaden una deuda total de más de 20,000 córdobas, dinero con el que no cuentan, pues entre ella, la nuera y su hijo deben mantener a sus tres nietos, quienes están pequeños.

El periódico HOY, como medio responsable, intentó comunicarse vía telefónica con la vocera de Enacal, Maritza Tellería, sin embargo, no atendió las llamadas que le realizamos.

...

Notas Relacionadas