Confirman pena máxima al que asesinó a una joven y echó en cauce de San Judas

Magistrados dijeron que hechos fueron graves

DSC02688
Silvio Mayorga (derecha) con la admisión de hechos, quería la pena mínima, pero una juez le impuso la máxima y el TAM, confirmó la pena.HOY/Archivo: Alejandro Flores

Alejandro Flores Valle

HOY

La pena máxima de 30 años de prisión le fue confirmada al reo Silvio Javier Mayorga González, de 44 años, por cometer el asesinato de la joven Ángela Verónica Crespo, de 23, a quien privó de la vida en un cuarto, la envolvió en plásticos y después la trasladó en una carretilla y la tiró en un cauce del barrio San Judas, Managua.

La resolución la dieron a conocer los magistrados de la Sala Especializada en Violencia del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), quienes también le confirmaron a Mayorga, la pena de cuatro años de encierro por violación en grado de tentativa en perjuicio de Crespo.

Pero el sentenciado solo cumplirá 30 años de cárcel que es la pena máxima en Nicaragua.

Fundamentos

Los magistrados expresaron que el abogado Jacinto Miranda, defensa del reo Mayorga, había pedido las penas mínimas, tanto en el asesinato como en la violación en grado de tentativa para su cliente, sosteniendo que la juez de primera instancia debió tomar en cuenta la falta de antecedentes penales y la admisión de hechos que hizo el acusado en juicio.

Pero los magistrados rechazaron las pretensiones de la defensa y confirmaron las penas máximas contra el reo, en los dos ilícitos cometidos.

Los magistrados argumentaron que el reo Mayorga para cometer el asesinato incurrió en dos agravantes como son: la alevosía y el ensañamiento, pues el agresor causó seis lesiones en la cabeza y otros golpes en distintas partes del cuerpo, después la envolvió en plástico y en una carretilla —el 11 de octubre de 2016— fue a tirar el cuerpo a un cauce del barrio San Judas.

El TAM también tomó en cuenta, para mantener la pena contra Mayorga, el enfoque de género, la violencia contra el género (la víctima era una mujer).

Gravedad de los hechos

Los magistrados dijeron que la gravedad de los hechos radican en que el reo Silvio Mayorga, tras haber ganado la confianza de la víctima Ángela Crespo, en el encuentro que tuvieron en un bar, la convenció de dirigirse hasta la habitación que el acusado alquilaba en el barrio San Judas, donde continuó la ingesta del alcohol.

Que el acusado también pretendió que la víctima continuara bebiendo con el propósito de que se encontrase en determinada condición que le permitiera sostener relaciones sexuales sin oposición.

...

NOTAS RELACIONADAS