Acusan a dos miembros de una banda que mató a capitán del Ejército

DSC05934

HOY/ Alejandro Flores Valle

Dos jóvenes de 22 años de edad (un hombre y una mujer) señalados por la Fiscalía de pertenecer a una banda delincuencial conocida como “Los Omar”, fueron acusados de varios delitos, pero no del homicidio de un capitán del Ejército de Nicaragua; el único autor de haber perpetrado el crimen contra el militar está prófugo junto con otros 12 procesados.

El crimen contra el capitán Mauriel Javier Gutiérrez Zeledón, quien fungía con el cargo de segundo jefe del Destacamento del Ejército, ocurrió la tarde del pasado 7 de marzo de 2017, cuando el destacamento militar fue emboscado y atacado a balazos por miembros de la banda “Los Omar”, en la zona rural y boscosa de Punta Gorda, municipio de Bluefields, Caribe Sur.

En el intercambio de información de pruebas que la Fiscalía presentó ante un juez de Managua, contra Eda Roxana Calero Leiva y Manuel de Jesús Solano Bello (los únicos dos detenidos), a estos solo les imputan los ilícitos de crimen organizado y tráfico interno de estupefacientes; en el caso de Eda la acusan de portación o tenencia ilegal de armas, porque le ocuparon una escopeta calibre 12, sin la documentación.

Manuel Solano Bello es acusado de tenencia y uso de armas restringidas, debido a que el Ejército le ocupó un fusil AK.

DSC05934

Eda Calero y Manuel Solano fueron enviados a juicio para junio y el juez Henry Morales mantuvo la captura contra otros 13 acusados.HOY/Alejandro Flores

Funciones

La acusación indica que las funciones que desempeñaba Eda en el grupo era realizar labor de vigilancia y también preparar la alimentación; en el caso de Manuel, junto con otros 10 miembros de la banda que están prófugos, se encargaban de ejecutar y participar directamente en los robos, abigeos y custodiar a narcotraficantes.

José Antonio Calero Flores, de 42 años, (prófugo) es el único señalado de perpetrar el crimen contra el capitán Gutiérrez Zeledón.

Según la Fiscalía, cuando el destacamento militar estaba a la orilla del río Pijibay, los miembros de la banda accionaron sus armas y el capitán murió de un disparo de fusil AK en el abdomen.

Forma de operar

Según la Fiscalía, los 15 acusados y otras personas aún no identificadas, desde el 2014 se dedicaban a cometer delitos graves, y también prestaban cooperación a diversos traficantes de estupefacientes sirviendo de custodia del tránsito de la droga (marihuana y cocaína) por el sector de Pijibay, Punta Gorda, y que después era traslada a Managua y distribuida en expendios.

Share Button