Hidrátese en este verano

En esta época calurosa hidrátese con agua y frutas.

Francely Navarro H.
HOY

Hidratar

Los calores son terribles. El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) ha reportado temperaturas arriba de los 35 grados en la capital y occidente del país. Es tiempo de tomar medidas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó la hidratación constante. Por eso, de ahora en adelante el tema central de nuestro verano no serán solamente los mares y las vacaciones, también debemos cuidar nuestra vida y mantenernos frescos.

El diccionario de la Lengua Española define  Hidratación de la siguiente manera: “Proporcionar a algo, especialmente a la piel o a otro tejido, el grado de humedad normal o necesario”.

La palabra humedad de inmediato nos lleva a otro elemento indispensable: el agua, primordial componente del cuerpo humano.

Según el nutricionista y endocrinólogo Mario Vega Carbó, los seres humanos tenemos la mayor cantidad de agua en nuestra masa corporal.

“Un niño que tiene menos de 6 meses posee el 75 por ciento de agua, un niño mayor, tiene un 70 por ciento y un adulto puede tener alrededor de un 60 por ciento. En el adulto mayor la cantidad de agua en el cuerpo es menor”, indica el experto.

Utilidad

hidratar 1

El agua garantiza todos los procesos bioquímicos del organismo, por eso, no puede minimizarse su importancia. De hecho, todas las células necesitan de un grado estable de hidratación para poder funcionar adecuadamente, la falta del líquido traería como consecuencia diferentes trastornos.

“Sí, la deshidratación produce síntomas, tenemos el decaimiento, poca movilidad, falta de concentración, sequedad a nivel bucal y problemas en el sistema digestivo, estreñimiento, mala absorción de los nutrientes, gastritis, úlceras o colon irritable”, explica el especialista.

Por ejemplo: “Un niño que todavía no va a la escuela, necesita aproximadamente un litro de agua diario, un niño de primaria, necesita un litro y medio, un adolescente dos litros, y… un adulto, necesita dos litros aproximados”, calcula el nutricionista.

Cabe destacar que el agua también puede encontrarse en algunos alimentos, muchas personas se excusan con esa idea y dejan de consumir el agua natural, un completo error dice la Medicina.

“Independientemente que los alimentos aporten una cantidad de líquidos que no se pueden menospreciar, la mejor vía de aporte es el agua natural, en segundo lugar, las bebidas sin azúcar y el agua de fruta que es una buena opción en nuestro país”, enfatiza Vega Carbó.

En otro orden, la peor manera de ingerir agua, es a través de las bebidas azucaradas y con grados de alcohol, vinos y otros licores.

“Estas son las peores, porque son fuentes de calorías vacías, estamos hablando que estos alimentos tendrían una cantidad de calorías casi siempre bajas en vitaminas, bajas en fibras y bajas en minerales”, agrega el experto.
Asimismo, a esto hay que agregarle las carnes, cualquier grasa y el queso.
“Aprendamos a comer lo que nos beneficia, más en este verano caluroso, comamos frutas, esas que tienen grandes cantidades de líquidos; el melón, la naranja, la manzana, la pera, las ensaladas, el pepino, el tomate, la lechuga, el coliflor, calabacín entre otros”, finaliza Vega Carbó.

Otro de los órganos perjudicados directamente son los riñones, “la poca ingesta de líquidos, provocará que estos no ejerzan su función de filtro, no se podrán eliminar los desechos que va generando la sangre y los alimentos”, apunta el médico.

Cantidad adecuada

agua

El consumo de agua es una ley para todos los seres vivos, en el ser humano la ingesta es individual.

“Dependerá de las condiciones médicas de cada persona, la temperatura corporal, la temperatura ambiental, la actividad física, el sexo y la edad”, advierte.

Apariencia deshidratada
Según Vega Carbó el primer elemento sería: tener sed, en segundo lugar y muy importante, es el color de la orina.

“Cuando usted tiene una orina amarilla o amarilla oscura, y a la vez, tiene un olor fuerte, eso es un indicador de que necesita ingerir más agua. El orín debe ser claro. Otro rasgo es la piel, la piel se arruga, se torna áspera y padece de moldes, a causa de la pérdida de elasticidad”, agrega el experto.

También aconseja a los padres para que estén pendientes de sus hijos.
”Hay que fijarse si tienen lágrimas en los ojos cuando lloran, si no las tienen… ¡cuidado!… esto es un indicador de deshidratación”, indica el especialista.

...

Notas Relacionadas