Temporada del pescado seco

Esperan que en Semana Santa aumente el consumo

San Carlos, Río San Juan, pescado, seco, platillos, precios, comunidades

La mayoría de los comerciantes indicaron que las ventas al por mayor son las que dejan mayores ganancias. HOY / Myladis Moncada

San Carlos, Río San Juan, pescado, seco, platillos, precios, comunidades
La mayoría de los comerciantes indicaron que las ventas al por mayor son las que dejan mayores ganancias. HOY / Myladis Moncada

HOY/ Colaboración

Con la Cuaresma y la Semana Santa, la tradición de las comidas típicas a base de pescado seco es muy común en muchos hogares de San Carlos y sus comunidades, incluso abarca a consumidores de la frontera con Costa Rica.

En el mercado municipal de San Carlos —desde hace un mes—, unos cinco establecimientos ofrecen pescados por libra y por unidades. Entre las principales especies que se comercializan están: el gaspar, la mojarra, sabalete, guapote y la machaca, los cuales los utilizan para la elaboración de exquisitas comidas.

Rosa López, quien vende este producto, aseguró: “Las ventas han estado buenas en relación con el año pasado, ya que los preciosos están más accesibles (asequibles) al bolsillo de los pobladores”, sin embargo, espera que en la Semana Santa aumente la demanda, lo cual sería “una gran bendición” para ella y su familia, ya que de la venta diaria dependen cinco miembros de su familia.

La mayoría de los pescados que venden en el mercado, los llevan de las islas de Solentiname, los cuales “son traídos previamente preparados o al gusto de quien realiza el encargo”, dijo López. Además destacó la calidad del producto, ya que cuentan con la supervisión del Ministerio de Salud (Minsa) en la zona, garantizando de esta manera que estén en buen estado.

La mayoría de los pescados secos que llegan al mercado son de Solentiname. HOY / Myladis Moncada
La mayoría de los pescados secos que llegan al mercado son de Solentiname. HOY / Myladis Moncada

“El Minsa nos supervisa y nos brinda recomendaciones para mantener la calidad de los pescados”, manifestó López.

Por esa razón, es muy común que los compradores encuentren en canastos o en mesas de madera bajo el sol gran cantidad de pescados secos y salados.

José Martínez, poblador de Isla Chiquita, en la frontera con Costa Rica, asegura que en esta temporada tiene que llevar a su hogar al menos una docena de “pescaditos secos”, ya que le gusta disfrutarlos en torta con salsa de tomates fritos. “Desde que salgo de la casa, ya sé que debo comprar mis pescaditos secos, me gustan asados y en torta”, expresó.

...

Notas Relacionadas