Sobrelleve el calor del verano

Comerciantes se acomodan al bolsillo del cliente

Comerciantes esperan que las ventas mejoren durante la semana de vacaciones que se aproxima. HOY/FOTO: Uriel Molina

HOY
Las olas de calor sofocante que actualmente se sienten, hacen que el cuerpo pida bebidas refrescantes constantemente. Con solo el hecho de imaginar un vaso de jamaica, pinolillo o cacao con bastante hielo picado, le derrite el paladar a cualquiera.

Comerciantes del populoso mercado Oriental, les brindan a todos los visitantes opciones distintas para que puedan disfrutar durante la semana de vacaciones que se aproxima.

TRADICIÓN

Doña Rosa Pineda es una señora que por más de 50 años ha comprado granos como el maíz y el cacao para preparar en la comodidad de su casa su propio pinolillo, y así compartirlo con todos sus hijos y nietos, este año no fue la excepción, por ello aprovecha a realizar sus compras con anticipación.

“En mi familia es común que todos los parientes cercanos y lejanos nos reunamos, yo con mucho fervor hago distintas clases de polvo para frescos, me preparo desde semanas antes para que cuando llegue el día no haya inconvenientes”, cuenta la señora Pineda.

Según comentan algunos vendedores, en comparación con los años anteriores, las ventas de todos esos productos que sirven para preparar bebidas fortificantes se han mantenido estables,

“Estamos a la espera de más gente, sabemos que los calores han movido a algunos, pero confiamos en que a final de esta quincena obtendremos más ganancias”, indica Pablo Martínez, comerciante.

CACAOPor otro lado, Sonia Rocha, quien vende distintos granos básicos en este populoso mercado, señala que el precio del maíz crudo y el maíz tostado, ha tenido altas y bajas durante lo que va del año, situación que ha provocado que los consumidores se molesten.

“A veces por no perder a la clientela le damos un precio más bajo del que compramos. Actualmente los proveedores nos están vendiendo más caro, nos dicen que es por la temporada, pero no debería de ser así, pues es durante estos días que aprovechamos para poder vender un poco más”, subraya Rocha.

Paola Gaitán, habitante del barrio Milagro de Dios, se declara amante de la jamaica y la cebada; sobre todo en los días de Semana Santa. “No puedo ir al mar, sin llevarme mi bolsa de jamaica, por eso siempre se las estoy demandando a los comerciantes, espero que los precios se mantengan este año y que no haya alguna alza, así los marchantes ganan, y nosotros nos refrescamos un poco de estas temperaturas tan altas”, recalca.

...

Notas Relacionadas