Historias de amor

La familia es el principal motor para la rehabilitación y formación de la niñez con discapacidad.

Francely Navarro H.
HOY

El Diccionario de la Lengua Española define a la persona con discapacidad como aquella que tiene padecimientos físicos, sensoriales y psíquicos que le impiden trabajar y realizar tareas ordinarias de la vida.

Sin embargo, este 31 de marzo los nicaragüenses a través de la fundación Teletón demostrarán al mundo entero que dicho concepto es limitado, porque se centra en la adversidad y no en el optimismo.

Este año el lema es: “El amor rehabilita” y contradice toda mentalidad negativa en torno a las personas con discapacidad, es un llamado a la inclusión y alude directamente al indispensable papel de la familia, pues solo a través de ella se logra una rehabilitación exitosa.

Conozca estas historias que nos enseñan a valorar la vida y amar sin excusas.

El ángel de sus vidas

Este año María de la Concepción Fonseca Benavides es la niña símbolo de la fundación Teletón. HOY/Foto: Francely Navarro
Este año María de la Concepción Fonseca Benavides es la niña símbolo de la fundación Teletón. HOY/Foto: Francely Navarro

Marta Lorena Benavides Montenegro y Oscar Antonio Fonseca Duarte son los padres de la niña María de la Concepción Fonseca Benavides que nació el 29 de septiembre del 2009 en el Hospital Central Managua.

“Desde que la Conchita nació hemos luchado, ella sufrió una negligencia médica, a mí no me atendieron a tiempo el parto, pasé así un largo tiempo, luego me hicieron un ultrasonido de emergencia y se dieron cuenta que mi bebita había tragado líquido, sus propias heces y estaba asfixiándose”, detalla la madre.

También, comenta que sufrió mucho por el diagnóstico desesperanzador que dictaban los médicos.

“Siempre me dijeron que mi niñita no iba a vivir, entonces yo empecé a encomendársela a Dios y a la Virgencita, he ahí el origen de su nombre, yo pedí con fe al Señor que por lo menos me dejara chinearla y Él me la guardó”, confiesa.

La pequeña tiene parálisis cerebral, problemas psicomotores y epilepsia, este 2017 es la niña símbolo de la Fundación Teletón debido a su trayectoria de rehabilitación y el sacrificio de sus padres que lo han dado todo por su bienestar.

“Sí, en cuerpo y alma nos hemos dedicado a ella, por eso, yo insto a esas familias que tienen niños con discapacidad o algún problema que no se queden de brazos cruzados. Yo llevé a mi Conchita desde los 9 meses a Los Pipitos, sí, ha sido difícil pero con perseverancia mi pequeña ahora es activa, habla, ha mejorado en gran manera, ayúdenle a sus hijos, crean en ellos, no los escondan, yo estoy orgullosa de mi muchachita”, aconseja doña Marta Lorena.

La abuela de oro

La niña Fátima González con su abuelita Simona del Carmen Medina. Hoy/Foto: Francely Navarro
La niña Fátima González con su abuelita Simona del Carmen Medina. Hoy/Foto: Francely Navarro

Simona del Carmen Medina tiene más de 45 años, es una mujer alta, de complexión fuerte y rostro amoroso, es abuela materna de la niña Fátima González, de 11 años, que nació con hidrocefalia.

“Yo me responsabilicé de ella a los dos años, porque la mamá se dedicó a trabajar arduamente, la llevo a terapias, charlas y consultas, vamos cuatro veces al mes al Instituto Médico Pedagógico Los Pipitos y francamente he visto resultados inmensos”, expresa Medina.

Asimismo, resalta que gracias al seguimiento Fátima ha logrado sentarse, emitir sonidos y comer sola.

“Tenemos diez años de pertenecer a la familia Teletón, no me han cobrado ni un solo centavo, invito a los padres que tengan un niño o niña con discapacidad que los lleven a las fundaciones, denle seguimiento, y claro, lo primordial, el amor, denles amor, porque el amor sana, lo digo yo que no soy su madre, he visto a Dios en mi niñita”, manifiesta.

Caminando juntos

Johana de los Ángeles Miranda Ortega y su hijo Ángel Gabriel González Miranda. HoY/Foto: Francely Navarro
Johana de los Ángeles Miranda Ortega y su hijo Ángel Gabriel González Miranda. HoY/Foto: Francely Navarro

Johana de los Ángeles Miranda Ortega es la madre de Ángel Gabriel González Miranda… aún recuerda el dolor que sintió cuando escuchó a los médicos decir que su bebé tenía sufrimiento fetal.

“Fue negligencia médica en el Hospital Bertha Calderón, padeció una asfixia al nacer, a causa de eso tiene una lesión cerebral y falta de oxigenación, me hicieron una cesárea de emergencia”, puntualiza la madre.

La lesión que padeció Ángel al nacer solo afectó sus pies, “actualmente mi niño tiene 7 añitos y apenas hace dos años empezó a caminar, me lo operaron en Jinotepe, luego tuvo muchas terapias, mi regocijo es infinito, Los Pipitos me han ayudado en todo”, agrega Miranda Ortega, quien también sugiere a las madres y padres que no evadan la discapacidad de sus hijos.

Una vida de entrega

Peggy Carmona Largaespada y su hijo Ricardo Mora Carmona. HOY/Foto: Francely Navarro
Peggy Carmona Largaespada y su hijo Ricardo Mora Carmona. HOY/Foto: Francely Navarro

Peggy Carmona Largaespada agradece a la vida, a Dios y a la Fundación Teletón porque a su hijo Ricardo Mora Carmona no le han faltado bendiciones durante estos 37 años.

“Mi experiencia con mi muchacho es la siguiente: él nació a los seis meses, con el paso de los años noté que no se podía parar ni sentar… comencé a preocuparme y a visitar los diferentes centros de salud, mi hermano que estudiaba Medicina en México me dijo que el niño tenía ‘pie equino’, yo me preocupé, busqué a otros especialistas, me aseguraron que tenía parálisis cerebral”, explica Carmona.

La madre describe que los primeros años fueron completamente difíciles, pues Ricardo no caminaba, ni se sentaba.

“Se arrastraba, y su pies eran inclinados, de puntillas… en ese entonces no existía el Instituto Médico Los Pipitos, entonces me enviaron al Aldo Chavarría, me le hicieron hidroterapias, fisioterapias, terapias ocupacionales y me lo atendieron psicólogos”, refiere la madre con la voz quebradiza.

Asimismo relata que pese a las duras experiencias, su hijo ha podido superar muchas limitaciones.

“Mi hijo camina, se traslada solo en bus, es inteligente, se expresa muy bien, es participante activo de las Olimpiadas de Los Pipitos, pronto trabajará, es mi orgullo, agradezco a todos los ángeles que me ayudaron… y sí, el amor rehabilita, el amor todo lo cura”, finaliza.

El amor rehabilita... todos a apoyar al Teletón este 31 de marzo. HOY/Foto: Francely Navarro
El amor rehabilita… todos a apoyar al Teletón este 31 de marzo. HOY/Foto: Francely Navarro
¿Qué es el Teletón?
Es una organización que promueve la solidaridad y la unidad para la rehabilitación integral e inclusión social de los niños, niñas y jóvenes con discapacidad y sus familias, a través de la recaudación de fondos, alianzas estratégicas, desarrollo de campañas permanentes de sensibilización, y educación a la sociedad y el desarrollo de proyectos y programas de inversión social.

”Los servicios que brindamos son en primer lugar, servicios médicos y también servicios de diagnóstico. Los servicios médicos, en el primer ingreso de niños y niñas se les hace una evaluación general, posteriormente se realizan exámenes fundamentales, entre ellos los encefalogramas, electrocardiogramas, los potenciales evocados auditivos y las audiometrías”, destaca el doctor José Evenor Taboada, presidente de Fundación Teletón.

Asimismo, indica que la fundación cuenta con especialidades como la Fisiatría, la Psicología, la Neuropediatría, la Pediatría y la Audiología, fisipoterapia, hidroterapia, musicoterapia, terapia del lenguaje, terapias grupales, elaboración de muebles de cartón y la preparación prelaboral.

”Recordemos que otra de las metas Teletón es avanzar en la inclusión social de estas personas en la vida normal. Nuestro sueño también en ese sentido es: poder facilitar, primero su participación en el sistema de la educación, y segundo, ya cuando están en edad laboral, que puedan llegar a contribuir ellos con el desarrollo de la sociedad, y que tengan las mismas oportunidades que tienen personas sin discapacidad”, determina Taboada.

En Nicaragua
La Organización Mundial de la Salud estima que el 15 por ciento de la población mundial presenta alguna condición de discapacidad.

En Nicaragua, se calcula que 200 mil menores de edad tienen alguna discapacidad. En los ocho centros que Teletón financia, anualmente se atiende un promedio de 35 mil personas con discapacidad, esto significa que se cubre el 17 por ciento de la población.

Para este 2017 la meta son 27 millones de córdobas que serán destinados para el sostenimiento de los ocho Centros Teletón, ubicados en Chinandega, Ocotal, Juigalpa, León, Rivas y tres en Managua: Ciudad Sandino, Villa Reconciliación y el Instituto Médico Pedagógico Los Pipitos en Bolonia.

Formas de donar
En este 2017 hay muchas maneras de donar: a través de las plataformas telefónicas, farmacias, bancos y tiendas, habrá ocho mil alcancías en todo el país, más todas las que están en los establecimientos desde hace algunas semanas.

“Todo donativo es bienvenido, por favor aporten su córdoba, de uno en uno se llegará a la meta, son 27 millones, pero si logramos más tendremos mejores éxitos y podremos seguir rehabilitando a todos los niños de Nicaragua”, afirma el licenciado Luis Armando Rivas, vicepresidente de la Fundación Teletón.

...

Notas Relacionadas