Lejos del estrés en una reserva natural en Carazo

reserva
131
128
110
101
074
072
048
039
020
014
012 (1)
008

HOY/ Mynor García

En la entrada de la comunidad La Trinidad en Diriamba, aproximadamente tres kilómetros al norte, sobre el camino que da a San Rafael del Sur, se encuentra la Hacienda Alemania.

Dentro de esta hacienda hay un ecosistema donde habitan animales silvestres y aves de diferentes especies que se han adaptado al fresco clima que ahí se genera, su nombre es Reserva Ecológica Egon Borucki in Memorian.

La hacienda donde se desarrollan actividades agropastoriles tiene una extensión de 400 manzanas de tierra, de las cuales 276 manzanas pertenecen a la reserva de trópico seco.

Su actual dueño es el brasileño nicaragüense, Laurindo Maranhao, pero le perteneció al ciudadano alemán Ego Borucki.

reserva

Uno de los atractivos de la reserva es el sendero a la orilla del río Cascolo. HOY/ Mynor García

Raquel Quesada, representante de la reserva, comentó que desde hace varios años están en un proceso de reforestación en la zona y que han sembrado alrededor de 150 mil árboles de todo tipo, pero los que más se visualizan son: caoba, pochote, cedro, carao, brasil, madroño, entre otros.

Garzas, patos, oropéndolas, urracas, colibríes, guardabarranco y chocoyos son algunos de los pájaros que llegan a este ecosistema que sigue en regeneración.

En este lugar hay también variedad de animales mamíferos, árboles frutales y maderables, reptiles, anfibios y líquenes.

Turismo educativo

“Nosotros no queremos turismo masivo, queremos un turismo educacional y de campamento para los jóvenes”, expresó Quesada, quien es asesora en turismo sostenible y medio ambiente.

Detalló que han atendido a personas de iglesias que llegan a realizar bautizos al río Cascolo que viene de la comunidad de Santa Lucía y que pasa por la reserva, pero también han recibido a los Boy Scouts de Nicaragua.

“Los jóvenes van a entrar al campamento y saldrán diferente, porque van aprender cosas sobre el trópico seco y que le sirvan en la vida real, como por ejemplo hacer nudos, canopy, instalar casas de campañas, ordeño de vacas y hasta ensillar un caballo”, sostuvo Quesada.

131

Ingreso gratuito

Por el momento la entrada a esta área protegida es gratis y se ofrece servicio de comidas y bebidas, pero los que deseen llevar y cocinar sus propios alimentos, lo pueden hacer sin ningún problema.

La reserva consta aproximadamente de cuatro senderos y el recorrido se puede realizar a pie, bicicleta y a caballos que se alquilan, pero se necesita de un guía turístico.

Al recorrer los senderos se puede contemplar la flora y fauna que existe en la reserva y ver la línea azul del mar de las costas de Casares y La Boquita.

También es posible conocer la parte productiva de los árboles frutales y hasta está la opción de aprender a ordeñar una vaca y preparar cuajada.

Una caminata por la ribera del río y respirar aire puro en la montaña lo alejarán del estrés. Por esa razón en este período de Semana Santa visitar la reserva Egon Borucki in Memorian podría ser una buena idea, más si quiere pasar un día agradables en familia.

¿Cómo llegar?

Debe tomar un interlocal o bus que sale del mercado de Diriamba y que viaja a los balnearios La Boquita o Casares. En el kilómetro 59 ahí debe bajarse y caminar hasta la reserva.

A pesar que no hay un rótulo sobre el camino, los mismos pobladores le orientan con amabilidad.

Para más información y reservación pueden llamar a los teléfonos 88629222 y 88092552.

Share Button