Dejó a su expareja porque la maltrataba y ahora la deja sin sus hijos

Está en disputa la custodia del hijo mayor de ambos, pero su expareja se llevó al hijo menor desde el jueves de la semana pasada y no sabe de su paradero

HOY

hijo 1
Marling Largaespada muestra la foto de su niño de 9 años. HOY/Wilih Narváez

Angustiada, así se encuentra Marling Yolanda Largaespada Guadamuz, quien desde el jueves de la semana pasada no sabe del paradero de su hijo de 9 años y asegura que “fue secuestrado” por su expareja.

La joven de 27 años recurrió a la Policía del Distrito Seis para interponer una denuncia contra Óscar Francisco Pupiro Calero, de 30 años, pero no se la tomaron.

La explicación que le dieron los agentes a Largaespada fue porque “está en trámites legales” y la remitieron al Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (Mifan).

Pero en el Mifan tampoco le resolvieron a la joven y le recomendaron que fuese a la Policía por segunda ocasión, donde nuevamente no le recibieron la denuncia.

Largaespada labora como operaria en una zona franca de Managua y procreó dos hijos con Pupiro Calero, de 10 y 9 años.

Según la joven, Pupiro demanda el cuido y crianza del niño de 10 años.

La pareja se separó hace siete años. “Me maltrataba cuando convivía con él, por eso fue la separación”, agregó.

NO DA LA CARA

IMG_7231
Marling Largaespada busca a  Óscar Pupiro (der.), quien presuntamente se llevó a su hijo.  HOY/CORTESÍA

Largaespada asegura que en la empresa le dieron seis días de permiso para que pueda hacer los trámites y recupere a su hijo.

El menor de 9 años, desde que presuntamente se lo llevó su papá, no ha ido al colegio República de Argentina, donde cursa el tercer grado.

El abuelo paterno del niño le aseguró a Largaespada que el menor estaba en su casa y que después de almuerzo lo iba a mandar, pero no sucedió así.

La joven, al salir del trabajo, llegó donde sus exsuegros para que se lo entregaran.

“La única justificación que me dan es que se lo llevó su papá”, expresó la joven.

Ella les respondió que fue sin su consentimiento. Ante esto le habrían respondido que no tenían que darle explicaciones.

La quejosa manifestó que el hijo mayor está con los abuelos paternos y que su expareja nunca ha sido responsable, ya que se lo ha dejado al cuido de sus padres.

Pupiro fue demandado por pensión alimenticia en el 2013 y tenía que pagar 2 mil córdobas mensuales por sus dos hijos.

Según Largaespada, él nunca cumplió.

“Dicen las autoridades que eso no es secuestro, entonces ¿qué es? Si se lo llevó sin mi permiso”, dijo entre lágrimas la joven.

ACOMPAÑAMIENTO

Nohemí Flores, del Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra, asegura que le están dando acompañamiento al caso de Marling Largaespada.

Según Flores, la familia de Pupiro ha impedido que la joven vea a su hijo mayor, siendo un derecho que mandó un juez.

Detectives policiales inicialmente realizaron la búsqueda del menor porque se trataba de un secuestro, pero luego determinaron que no se trataba de ese delito, ya que fue el papá del menor quien se lo llevó.

“Esperamos que los judiciales restituyan sus derechos de ella como madre y como mujer”, añadió Flores.

hijo 3
La joven operaria de Zona Franca, acudió al Movimiento de Mujeres “María Elena Cuadra”, donde le están dando acompañamiento a su caso. HOY/Wilih Narváez

Save

  • maja

    Claro que es un secuestro y hay que tratarlo como tal.

...

Notas Relacionadas