Dueños de hornos deben cumplir horarios establecidos

IMG_20170313_104931
IMG_20170313_104723
Autor: Priscila Gómez Sánchez

HOY

En el mercado Iván Montenegro existen cuatro negocios autorizados para ahumar queso de los comerciantes que soliciten el servicio. Esta pareciera ser una tarea fácil, pero en realidad no lo es.

Los hombres que se dedican a este trabajo deben enfrentarse a grandes llamas para poder meter y sacar los quintales de queso y cuajadas en las bandejas.

Después deben esperar por 40 minutos hasta que el queso esté listo y sacarlo hirviendo, cuando realizan esta acción respiran grandes cantidades de humo.

Catalina Obando, una de las comerciantes que tiene hornos en el Iván Montenegro, manifestó que ellos deben cumplir un horario establecido por la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) para poder operar.

IMG_20170313_104723

Comerciantes mencionaron que el ahumar los quesos alarga la vida del producto. hoy/Priscila Gómez

supervisan

Sin embargo, Obando reconoció que en ocasiones incumple con las horas establecidas, pero según ella esto se debe a que en ocasiones los camiones que llegan con los productos a ese centro de compras se retrasan y llegan más tarde.

En este sentido, la gerente de Commema, Auxiliadora Ponce, manifestó que ellos realizan inspecciones en los hornos en conjunto con el Ministerio de la Salud (Minsa) para verificar, entre otras cosas, que los comerciantes cumplan con el horario y que no utilicen materiales no permitidos para encender los hornos.

Supuestamente algunos comerciantes utilizan materiales como plástico y cartón para encender los hornos, pero esto no pudo ser confirmado por la gerencia.

El horario establecido es desde las 7:00 de la noche hasta las 10:00 de la mañana, y deben encender los hornos únicamente con colochos que compran en las carpinterías.

Otro comerciante identificado como Carlos Alvarado mencionó que los hornos se calientan a una temperatura de hasta 180 grados para que el queso quede bien ahumado.

“Esto de ahumar el queso es bueno, tanto para el comerciante porque le alarga la vida al producto, pero también para el clientes porque con el fuego se le matan todos los microbios al queso y es mejor comérselo así”, indicó Alvarado.

Los comerciantes introducen a los hornos hasta 50 quintales de queso para ahumar y también las famosas cuajaditas.

Los días donde hay más “movimiento” son los martes y sábados porque llegan los camiones del norte del país a entregar queso.

Cada comerciante marca su queso con las iniciales de su nombre y cuando está listo los acarreadores se encargan de llevarlos a cada tramo.

Share Button