La odisea de viajar en bus

Muchos son los factores que inciden en la gran cantidad de accidentes de tránsito que se registran a diario en el país.

El incremento de la accidentalidad en Nicaragua es alarmante. HOY/Foto: Yahosca Reyes

Francely Navarro H.
HOY

El incremento de la accidentalidad en Nicaragua es alarmante. HOY/Foto: Yahosca Reyes
El incremento de la accidentalidad en Nicaragua es alarmante. HOY/Foto: Yahosca Reyes

Ese martes 28 de febrero, la muerte ubicó el lente de su cámara fatal sobre la ruta 164… primer plano: el conductor Danny Moisés Vicente Ramírez. Apurado por terminar su jornada hizo caso omiso a la luz roja del semáforo ubicado en la Pista de El Dorado, en Managua.

El segundo plano detalla las consecuencias de ese fallo, un accidente de tránsito, Danny se ha estrellado contra la parte delantera del carro placas M144250, conducido por Francisco Javier Tórrez López.

La muerte ha puesto los ojos como platos y asombrada por el efecto dominó ha decidido acercarse más al conductor del bus, lo capta desorientado, con dificultades para tomar nuevamente el control del timón.

Detrás de su asiento van aproximadamente 40 pasajeros en pánico, algunos lesionados de gravedad… no hay retroceso… llantos, gritos, sangre… la torpe máquina va hacia el oeste sin frenos a incrustrarse abruptamente en un contenedor de concreto para depositar basura.

Los espectadores corren por la carretera, no hay buenas señales… la cámara gris apunta hacia Ada Fabiola Vargas Tapia, la más afectada. Tiene daños irreparables en su cuerpo, pero algo le sostiene la vida… su pequeña hija que no mirará jamás.

¿Terrible verdad? La accidentalidad ha tenido un incremento alarmante, cada día esa misma cámara de mortandad se posa en distintos sectores del país y las imágenes son insoportables… pero… ¿qué está pasando? nos preguntamos cada vez que miramos, escuchamos o leemos las noticias.

La psicóloga Brenda Orozco indica que todo el mal se reduce a la falta de responsabilidad individual.

“Aquí no puede culparse solamente a los conductores, todos formamos parte de esta sociedad, y los accidentes se han multiplicado porque ya nadie toma en serio sus responsabilidades, o sea, ese sentido de obligación inherente al ser humano… el conductor debe estar claro de que lleva en sus manos la vida de muchas personas, los pasajeros deben ser puntuales, corteses y respetuosos, las cooperativas por su lado deben capacitar a sus trabajadores y las instituciones deben ser transparentes e íntegras”, argumenta la experta.

Asimismo, hace mención de los vehículos livianos. “Hay que sacar del constructo mental esa falta de educación y esa temeridad, nadie es dueño de la carretera, nadie es más que los demás, esa forma de pensar ha entorpecido el sistema, todos tenemos la obligación de cambiar nuestras malas costumbres y construir una nación correcta”, agrega la experta.

Un ambiente de estrés

IMG_6510

Managua es una ciudad que aturde, entradas y salidas por doquier, el sol cada vez está más cerca de la carne, a esto hay que sumarle los crímenes sociales, ecológicos y los problemas económicos… por tanto, son muchos los factores que inciden en la accidentalidad.

“El estrés de la sociedad es considerado una enfermedad, los conductores cargan consigo un sinnúmero de conflictos que provocan distractores, algunos recorren Managua pensando en sus problemas familiares, sus traumas de la infancia, airados presionan el freno y se tiran la roja por cumplir su meta, ellos viven bajo presión, con el sol a cuestas, sus vidas no son sencillas, además, a veces les toca lidiar con el mal comportamiento de los pasajeros”, apunta la psicóloga.

Dicho argumento coincide con el testimonio de don Javier Murillo, conductor de la ruta 116, quien asegura que su vida es difícil y muchas veces es imposible lidiar con el estrés.

“Somos seres humanos, no máquinas, a diario nos levantamos a las 3 o 4 de la mañana, medio desayunamos, nos vamos, sacamos el bus y a las cinco ya estamos listos para iniciar nuestras labores, nos exigen mucho, ida y vuelta equivalen a dos hora y si no las cumplimos nos sancionan, no es cosa nuestra a veces el ir apurados”, expresa el conductor.

De igual manera señala que en ocasiones los problemas son iniciados por los pasajeros.

“Muchas personas se quejan de que vamos muy despacio, nos ofenden verbalmente, a veces hasta llegan al punto de querer pegarnos, eso molesta a cualquiera, nos tensionan, eso sí, deben entender que no todos somos iguales, algunos tenemos maneras de decir las cosas, somos considerados, respetuosos y no nos creemos los dueños de la carretera”, refiere Murillo.

Prueba psicológica

IMG_6467

Hoy día se realiza un examen psicológico a todo aquel que solicita su licencia para conducir. Según la psicóloga esta prueba no aborda en profundidad la psiquis del individuo, o sea, no se sabe a ciencia cierta el estado emocional del aspirante.

“Esto es muy importante mencionarlo, yo considero que esta prueba está fallida, no hurga en la mente del individuo, no investiga, es pura teoría, por eso es recomendable que se modifique esta metodología y se realicen análisis de Psicología clínica, esto significa que debe establecerse el historial de la persona, verificar sus antecedentes familiares, posibles traumas, enfermedades mentales, grados de inteligencia emocional… en fin, buscar todos los detalles internos, solo así se deducirá si el aspirante puede o no obtener su licencia para conducir”, advierte la experta.


Prevención inmediat
a

Cirilo Otero, sociólogo, experto en Investigación Social y del Desarrollo y Seguridad Alimentaria Nutricional, asegura que lo primero que debe hacerse es visualizar a la ciudadanía que actualmente asiste a profundos cambios socioambientales, para los que no está preparada.

“Esa falta de entrenamiento ha causado innumerables tragedias que no deben minimizarse, al contrario hay que actuar pronto y bajo tres direcciones”, aconseja el investigador.

Primera: debemos de acudir al profesional de salud mental. Pedirle que nos ayude a manejar la carga de las crisis que presenta el desarrollo actual de Nicaragua. Una sociedad desinformada, analfabeta y con ambientes de ciudades exigentes y productora de tensión y estrés. El Minsa ya debe salir al público y expresar que en la lista de servicios médicos colocará la salud mental, porque esta sociedad así lo necesita, así lo demanda, ese es el punto de estos accidentes.

Segunda: la Policía trabaja de forma corrupta y por dinero ha estado entregando licencias de conducir a personas no aptas para manejar vehículos automotores, lo hacen desde 2008 hasta el 2017, hay corrupción y venden licencias, sin exigir responsabilidad a las personas. Estamos frente a un grave peligro social. Es un Estado en caos. La Policía debe hacer una revisión de las licencias concedidas en esto años y revisar a sus propietarios y veremos que no están aptos para conducir.

Tercera: el Gobierno, la empresa privada, y las cooperativas deben instalar grandes rótulos con mensajes alusivos a la precaución vial, a la prudencia al conducir, mensajes de sensibilización acerca del respeto por lo demás. Mensajes que consideren que estamos en unas ciudades pequeñas, con pocas calles y muchos vehículos.

Busero

Males físicos que atormentan al busero
Según el médico internista Neri Olivas Castro, los conductores de buses están expuestos a muchos padecimientos físicos, entre ellos.
Lumbalgia: según el experto, estas enfermedad surgen por las muchas horas que estas personas permanecen sentadas.

“Son dolores en la espalda baja, muchas veces, la cantidad de saltos que da el bus daña la columna, este problema al mismo tiempo debilita las piernas”, agrega.

Problemas de colon: esto tiene que ver con las dificultades para ir al baño. “los buseros retienen las heces, la orina y los gases, ellos no tienen un baño siempre que lo necesitan, tienen que aguantarse hasta llegar a la terminal, esto poco a poco va afectando al organismo”, indica el internista.

Migraña y deshidratación: “El sol les del mediodía les pega frontalmente, ellos no tienen buenos hábitos alimenticios, no toman agua y esa falta de oxigenación repercute en dolorosas migrañas que en primer lugar les altera la presión y les pone de mal humor”, añade.
Obesidad: el aumento de peso en los conductores se debe a la falta de movimiento y la ingesta de comidas rápidas.

“Estos problemas terminan en diabetes, infartos y problemas circulatorios”, finaliza Olivas Castro.

Ciudadanos temerosos por el incremento de la accidentalidad en Nicaragua

”En lo personal yo tengo miedo cada vez que me monto a un bus, siento que me va a pasar algo, los conductores han perdido la educación, algunos van como locos”.
María Gómez, usuaria
 María Gómez, usuaria
“Las instituciones reguladoras de estos fenómenos deben ponerse duros, ya son demasiadas muertes, es terrible, uno ha perdido la confianza en los conductores”.
Edgar Saavedra, usuario
Edgar Saavedra, usuario
”Todos son mal educados, se ha perdido la cortesía, el respeto, los conductores se sienten los dueños de la carretera y no les importa la vida de los que abordamos las unidades”.
Johana Aguilar, usuaria
Johana Aguilar, usuaria
”Muchos buseros van a velocidades no permitidas y lo peor de todo es que llevan la música a todo volumen, no escuchan, se distraen, las leyes deben hacer algo al respecto”.
Moisés Martínez, usuario
Moisés Martínez, usuario
”Soy trabajador ambulante y me ubico diariamente en el semáforo de El Dorado, lo único que les pido a los señores buseros de la 164 es que respeten mi vida”.
Nehemías Velázquez, usuario
Nehemías Velázquez, usuario

  • esther

    AHORA LOS BUSEROS SON LAS VICTIMAS DE LAS PERSONAS.
    SE QUEDAN VOLANDO LENGUA CON LOS AMIGOTES QUE ENCUENTRAN EN EL CAMINO O SINO, CON LAS QUERIDAS DE TURNO, PIERDEN TIEMPO EN ESTOS MENESTERES Y DESPUES SALEN A TODA M……. PORQUE LOS ALCANZA EL TIEMPO Y LOS USUARIOS SOMOS LOS QUE TENEMOS QUE AGUANTAR SUS IRRESPONSABILIDADES, NO SE AORILLAN EN LAS BAHIAS SINO FIJENSE EN LAS PARADAS DEL HUEMBES, Y LA POLICIA ESTA CERCA Y NO LES DICEN NI HACEN NADA, A VECES HASTA HEDIONDOS A GUARO VAN, SEGURO DESPUES DE UNA NOCHE ALEGRONA, LLEGAN DE GOMA Y SI DE FERIA ANDAN DE CAVANGA PONEN LA MISICA A TODO VOLUMEN, SON UNOS DESGRACIADOS, CREEN QUE LLEVAN GANADO, LOS DE LAS COOPERATIVAS SOLO LES INTERESA EL BILLETE Y A LA POLICIA DE TRANSITO SOLO LOS CARGAMENTOS DE DROGA QUE SON SU COMISION

  • juan nica

    A esta vieja le pica el C. como eya seguro anda de a verga en carro abla estas payasada La psicóloga Brenda Orozco

  • Es muy importante asi como la parte del conductor como el pasajero,pienso qe es mucho las hiras qe teabajan ellos por ahi es un abuso t sus horaa de comidas deben ser respetetadas,leí la nota y estos hombre del volantes en realidad viven un estrés del malísimo.mucha presión,los dueños d las sucursales de los buses deben entender qe ellos no son animales son seres humanos y qe 8 horas es suficiente y deberia estar en contra de la ley,organizarles el tiempo y crear ambiente de paz.tomar en cuenta en un futuro cambiar estos buses ahora hay buses qe tienen cronómetro de tiempo!!!educar a la ciudadanía qe no dañen los buses es por nuestro propio bien.estos buses tienen un sistema de cordoncito o botón para qe los usuarios pidan parada.contratar a los autobuseros por hora es bus opción.

  • Es muy importante asi como la parte del conductor como el pasajero,pienso qe es mucho las horas qe trabajan ellos por ahi es un abuso tus horas de comidas deben ser respetetadas,leí la nota y estos hombre del volantes en realidad viven un estrés del malísimo.mucha presión,los dueños d las sucursales de los buses deben entender qe ellos no son animales son seres humanos y qe 8 horas es suficiente y deberia estar en contra de la ley,organizarles el tiempo y crear ambiente de paz.tomar en cuenta en un futuro cambiar estos buses ahora hay buses qe tienen cronómetro de tiempo!!!educar a la ciudadanía qe no dañen los buses es por nuestro propio bien.estos buses tienen un sistema de cordoncito o botón para qe los usuarios pidan parada.contratar a los autobuseros por hora es buena opción,además debe ser bien pagado este oficio de tanta responsabilidad.

...

Notas Relacionadas