Oscar Corea: “el músico del cementerio”

Todos los días don Oscar se mantiene en el cementerio Milagro de Dios y en cada sepelio toca canciones con su guitarra

cementerio, Milagro de Dios, músico, guitarra, sepelio, oscar corea

La mamá de Óscar Corea está enterrada en el cementerio Milagro de Dios y aprovecha algunos momentos para irle a cantar. HOY/Melissa Aguilera.

cementerio, Milagro de Dios, músico, guitarra, sepelio, oscar corea
La mamá de Óscar Corea está enterrada en el cementerio Milagro de Dios y aprovecha algunos momentos para irle a cantar. HOY/Melissa Aguilera.

HOY

Cada vez que hay un sepelio en el cementerio Milagro de Dios, de Managua, siempre está presente Óscar Corea, un señor de 60 años, quien anda con una guitarra en la mano, tocando canciones para los difuntos.

Y es que Corea, mejor conocido como “El músico del cementerio”, no trabaja para la administración de ese lugar, sino que se gana la vida de manera independiente, aprovechando cada sepelio.

“Una vez estaba visitando la tumba de mi mamá y ese día yo andaba la guitarra, en eso venía un entierro y me dije que iba a tocar aunque sea para conseguir el pasaje por lo menos, entonces me ‘colé’ con un poco de miedo porque no sabía si me iban a decir algo malo y empecé a tocar”, recordó Corea.

Inesperado

Pero la sorpresa de Corea fue cuando uno de los asistentes al entierro se le acercó y le dio 500 córdobas por haber tocado unas cuantas canciones.

“Toqué y toqué y después vi que venía un señor serio y yo pensaba que venía a correrme, pero lo que hizo fue que me preguntó que si me habían contratado y le respondí que no, que solo me acercaba a tocar las canciones y fue ahí cuando se sacó los 500 córdobas y me los dio”, comentó Corea.

Añadió que luego regresó a tocar a otros entierros y descubrió que siempre le daban dinero, “entonces opté por quedarme trabajando aquí y como gracias a Dios yo trato de no malgastar mi dinero, siempre tengo para mi comida y los gastos básicos”.

Don Óscar aseguró que él nunca establece una tarifa de cobro, pues los mismos familiares y amistades del fallecido se le acercan a darle dinero.

“Rara vez es que yo pido una ofrenda, pero si me dan dinero sin yo tener que pedir pues ya no le pido ofrenda a nadie más”, señaló.

Corea expresó que todos los días gana dinero tocando con su guitarra en los sepelios, pues diariamente hay un promedio de siete entierros “y de esa manera es que gracias a Dios logro mis ingresos económicos diarios”.

...

Notas Relacionadas