Matrimonio vive una aventura al crear su empresa

bolsos 1
bolsos 3
bolsos 2
SEÑORA
Autor: Priscila Gómez Sánchez

HOY

Don Jorge Alberto Jarquín, trabajó por 12 años en una empresa de zona franca, donde aprendió a coser a la perfección. Un día decidió renunciar y con la liquidación compró una máquina de coser y así empezó el negocio de elaboración de bolsos.

Esta pequeña empresa está ubicada en la comunidad San José de la Montaña, a 12 kilómetros del casco urbano del municipio de San Rafael del Sur, en Managua.

En esta aventura a don Jorge Alberto lo acompaña su esposa Martha Lorena Guevara quien cuenta que el negocio inició hace unos cinco años y han logrado emplear a muchas personas, principalmente familiares.

“Así hemos venido creciendo con mucho esfuerzo y dedicación de parte de nosotros, nada de andar con préstamos, fue una lucha, pero aquí seguimos”, expresa doña Martha.

En un primer momento los que trabajaban eran doña Martha y su esposo y con una sola máquina confeccionaban unos 20 bolsos al día.

bolsos 3

Los diseños han tenido aceptación en Managua. HOY/Carlos Valle

Cuando lograban juntar 60 bolsos, don Jorge Alberto se iba al mercado Oriental a venderlos de manera ambulante.

El inicio para esta familia fue duro porque don José Alberto tuvo que hacer su clientela en el mercado Oriental, para después solo ir a entregarlos. En la actualidad, semanalmente lleva unos 300 bolsos al Oriental.

El matrimonio tiene tres hijas, una de ellas estudia Psicología y las otras dos se dedican a la elaboración de los bolsos.

La materia prima para confeccionarlos los adquieren en el mercado Oriental. Los trabajadores en el taller inician sus labores desde las 6:00 de la mañana y terminan a las 4:00 de la tarde.
se han superado

Marvin Hernández es un joven de 26 años de edad, que lleva dos años laborando en el taller junto a su esposa con quien tiene una hija de tres años.

Ellos han logrado salir adelante mediante el trabajo que realizan, con mucho esfuerzo han podido construir una casa.

Hernández se dedicaba a trabajar en el campo antes de encontrar este trabajo que ahora considera estable y con buenos ingresos.

“Yo llegué hasta cuarto grado de primaria y después me puse a trabajar en el campo, gracias a Dios ahora trabajo aquí”, dice Hernández.

bolsos 2

Martha Lorena Guevara es la propietaria del taller.HOY/Carlos Valle

Indica que en el taller le enseñaron a utilizar la máquina y ahora confecciona unos 70 u 80 bolsos en un día, además tiene un ayudante que pone los accesorios.

“A la semana gano unos 2,000 o 2,500 pesos (córdobas) no me va mal, me va bien… yo aquí trabajo desde las 6:00 de la mañana, solo me despego para comer y me vuelvo a pegar a la 1:00 de la tarde”, comenta Hernández.

El sueño de este joven es que su hija logre estudiar y tener más oportunidades.
Asimismo doña Nuria Hernández tiene aproximadamente un año que inició a laborar en esa empresa y cuenta que ha podido salir adelante.

Ella también laboraba en el campo y tiene un niño al que debe mantener, es ayudante de una de las muchachas que elabora los bolsos.

“Estoy de ayudante metiendo las hebillas y poniendo las cosas en los bolsos… a la semana yo gano 450 pesos (córdobas), gracias a Dios he logrado hacer cosas en mi casa y me ha ayudado bastante”, expresa Nuria.

Las personas que habitan en dicha comunidad se dedican principalmente a laborar en el campo. En el sector otras personas han instalado talleres de confección de bolsos y ahora se contabilizan unos cinco donde los empleados son principalmente jóvenes.

“Un bolso cuesta por docena 90 córdobas, depende del tamaño del bolso… en el taller tenemos unos 12 trabajadores entre cortadores (de materiales) y los que elaboran los bolsos”.
Martha lorena guevara, dueña.

“Un bolso cuesta por docena 90 córdobas, depende del tamaño del bolso… en el taller tenemos unos 12 trabajadores entre cortadores (de materiales) y los que elaboran los bolsos”.
Martha lorena guevara, dueña
Martha lorena guevara, dueña
Share Button