Una bajadita por el puente Paso Real en Matagalpa

guia dominical

guia dominical

Mario Mairena Martínez

HOY

Con una extensión de 430 kilómetros, el río Grande de Matagalpa nace en el cerro El Chimborazo, de Jinotega; atraviesa el departamento de Matagalpa donde se alimenta de varios afluentes y desemboca en el Atlántico por la Región Autónoma del Atlántico Sur.

El segundo río más grande de Nicaragua, después del río Coco, con una extensión de 750 kilómetros, es el Matagalpa que en su recorrido llega a pasar entre los municipios de Muy Muy y Matiguás, precisamente bajo el puente Paso Real para dar paso a una impresionante vista si uno logra detener su marcha y caminar hacia la corriente de agua.

El puente Paso Real tiene una extensión de 170 metros y fue inaugurado en octubre del año pasado, después que fuera destruido por el huracán Mitch en 1998.

Sobre ese puente pasa la producción lechera que va hacia el Caribe y el Pacífico, y su construcción que comenzó en febrero del 2015 fue financiada por una donación de 10.3 millones de dólares de parte del Gobierno de Japón, país que dotó a esa obra de un dispositivo antisísmico con cinco cadenas especiales que sujetan las cinco gibas metálicas. Bueno habría que bajar para ver de lo que estamos hablando.

Anteriormente y desde el paso del huracán Mitch con toda su secuela de destrucción, funcionó un puente que en un primer momento se dijo que era provisional, pero pasó 18 años cumpliendo la función de unir el Pacífico con el Atlántico.

Con este puente, la Embajada de Japón, a través de la Agencia de Cooperación Internacional (JICA), ha construido ya 24 puentes donados desde 1991, en los que se incluye el puente Santa Fe sobre el río San Juan.

Tranquilidad

En época de verano, el río Grande de Matagalpa, en ese punto de la geografía nacional, presenta aguas mansas que en invierno son lo contrario.

A esas aguas llegan a bañarse y lavar ropa los pobladores cercanos, mientras los camiones son cargados con la arena que jala el afluente de agua sobre el cual surcan pequeñas lanchas en busca de peces.

Ese es el paisaje que se puede apreciar al estar bajo el puente Paso Real, que se ubica a 196 kilómetros de Managua y a 64 kilómetros de la ciudad de Matagalpa, aunque viajando por el empalme de Puertas Viejas esa distancia se reduce a 150 kilómetros desde Managua.

Calidad puesta a prueba

De calidad no se puede hablar, porque haciendo memoria, los únicos puentes que resistieron los embates del huracán Mitch fueron los donados por Japón, como los ubicados en Sébaco y Las Maderas, en la Carretera Panamericana y que fueron construidos en el gobierno de doña Violeta Barrios de Chamorro.

Share Button