Esas historias de amor

Lectores del periódico HOY cuentan cómo conocieron a sus parejas a propósito del 14 de febrero

historias amor

Historias de amor contadas por lectores del periódico HOY..

historias amor
Historias de amor contadas por lectores del periódico HOY..

Mario Mairena M.

Recuerda que era su instructor en los bomberos y le caía tan mal que terminó casándose con él. Estas son parte de las anécdotas en las relatos que llegaron a la página del periódico HOY en Facebook, las que darían para escribir uno de los más tiernos libros de historias de amor en Nicaragua.

Jaritza Moreno de Alaniz es quien compartió cómo nació su relación con su ahora esposo, con quien terminó arriesgándose a realizar la práctica de descenso, porque se sintió segura dando inicio a un romance que ya lleva año y medio de duración.

El pretexto con el que “cayó” Yelena del Carmen Alvarenga fue diferente, porque ella estaba haciendo fila en un banco, cuando alguien le pidió ayuda para poder llenar un formulario de cómo abrir una cuenta bancaria. Esa explicación duró dos horas y para ella “fue amor a primera vista”, a lo que siguió el noviazgo hasta culminar en el matrimonio que ha perdurado por diecisiete años.

Lucía Luna Palma tenía un hijo. Era una madre soltera y otra relación no sería bien vista por sus padres, pero decidió darse otra oportunidad con un hombre el cual le confesó su amor sin importar el qué dirán y así, unidos por el amor, formaron una familia en la cual después de once años tienen dos hijos.

“No me gustabaaa” dice Violeta Castillo al hablar de su ahora esposo, quien llegó a su promoción de bachillerato demostrando interés por ella y fueron los detalles los que terminaron enamorándola hasta que un día se miró casándose con quien ya tienen 30 años de matrimonio.

Pero si a alguien le pasó algo particular fue a Marta Elisa Zúniga. Se cayó de un caballo corriéndose de su actual esposo, “hasta que al fin lo acepté” y después de 42 años de casados, tienen cuatro hijos y 10 nietos sin que los golpes de la vida los hayan separado.

“NO ME BESÓ”

Geissel Nuñez deseaba que Eduardo Sánchez la besara en una noche de tormenta, después que este le ofreciera refugio en sus brazos cuando estaban esperando que pasara la lluvia en una esquina. Cuenta que todo comenzó con un “hola” en Facebook, después que lo conociera personalmente por ser hermano de una de sus amigas que ahora es cuñada.

El asunto es que Geissel tenía miedo a los truenos y mojados, el frío y la cercanía le dieron la tentación de acercar su boca a la de Eduardo, “pero no me besó y yo quería que lo hiciera”, detalla en una versión que se la gana a las telenovelas mexicanas, lo que ella consideró el respeto hacia ella, aunque ahora le sobran los besos por ser esposos.

EL NIÑO “VECINITO”

Kathy B. Gon nos escribió para contarnos que ella se casó con quien era el niño “vecinito” de su abuelo, a quien miraba llegar sin imaginarse que un día ya jóvenes lo volvería a encontrar, le pediría su número de teléfono y comenzarían un noviazgo lleno de dificultades que han podido superar con el tiempo.

Kathy cuenta que a los 16 años de edad salió embarazada, pero eso no impidió que ambos terminaran sus estudios. “Él trabajaba por las tardes y yo estudiaba por las mañanas, pusimos un pequeño negocio”. Se separaron por un tiempo, pero siguieron luchando porque el hijo de ambos creciera estando juntos en una casa que alquilaron.

“Las dificultades no faltaban, pero Dios nos mantuvo muy unidos a pesar de todo. Hoy en dia damos Gracias a Dios que tenemos tres pequeños y somos una familia completa, sin ayuda de nadie salimos adelante y luchamos por unirnos cada día más y apoyarnos. Él es mi mejor amigo, mi otra parte y mi apoyo incondicional”, escribió Kathy.

El mensaje esperanzador de Kathy señala que aunque les cerraron puertas, mantuvieron firme su convicción de formar una familia. “Hoy en día contamos con nuestro amor y todo el apoyo para llegar hasta el último dia juntos, Jorge Cabrales”.

Gracias por sus historias.

...

Notas Relacionadas