Justicia ordena al poeta Ernesto Cardenal pagar multa por 584.200 dólares

Esto en indemnización por daños y perjuicios por supuesto incumplimiento de pago a una antigua colaboradora suya

CARDENAL

HOY/ ACAN-EFE

Managua

La Justicia nicaragüense ordenó al sacerdote trapense y poeta Ernesto Cardenal pagar 17,2 millones de córdobas (unos 584.200 dólares) en indemnización por daños y perjuicios por supuesto incumplimiento de pago a una antigua colaboradora suya, con quien mantuvo un litigio por una propiedad.

La indemnización que se le demanda es por daños y perjuicios por supuesto incumplimiento de pago a Nubia del Socorro Arcia Mayorga, según un edicto judicial publicado este viernes en el Diario Oficial, La Gaceta, consignó hoy el diario La Prensa en su edición digital.

Según la notificación, la indemnización es resultado de un juicio emprendido por Arcia Mayorga contra Cardenal por desacuerdos en el manejo de la Asociación para el Desarrollo de Solentiname, por la administración del hotel Mancarrón, ubicado en el Archipiélago de Solentiname, en el Gran Lago, administrado por el sacerdote trapense hasta 1999.

El edicto judicial fue promovido por el abogado Ramón Rojas, en representación legal de Arcia Mayorga. Rojas es el mismo abogado que defendió al presidente del país, Daniel Ortega, cuando fue acusado por el delito de violación por su hijastra Zoilamérica Narváez, en 1998.

La sentencia fue emitida el 17 de junio de 2016 en el Juzgado Tercero Distrito Civil de Managua, según la notificación.

La asistente personal del poeta Cardenal, Luz Marina Acosta, dijo a la edición digital de La Prensa que no ha informado al sacerdote, de 92 años, de esa notificación.

“En un señor de 92 años. No le podés dar una noticia así porque lo podes afectar mucho. Lo que vamos a hacer es que la semana que viene nos vamos a reunir con los abogados para ver cual es la acción legal que vamos a decidir”, explicó.

Acosta indicó que el caso “no es asunto de justicia”, sino una “persecución en contra de un anciano que ha dado todo por Nicaragua, y no recibe de este Gobierno ni una pensión”.

“Más bien en vez de estarle demandando, deberían de darle ese dinero al poeta Cardenal por lo que ha hecho por el país”, anotó.

El poeta, distanciado políticamente de Ortega, ha dicho que desde hace más de 40 años, la Asociación para el Desarrollo de Solentiname ha sido propietaria del hotel Macarrón, que fue reclamado por el empresario de origen alemán Inmanuel Zerger y su esposa nicaragüense, antigua colaboradora de Cardenal, con quienes mantuvo un litigio por esa propiedad.

Cardenal fue condenado por un juez de Managua en agosto de 2008 a pagar una multa de 1.025 dólares por injuriar al empresario alemán.

Por no pagar la multa, la Justicia nicaragüense congeló tres cuentas bancarias de Cardenal que, por su edad entonces, 84 años, y condición, se le consideró reo valetudinario, pero a discreción del juez y no se le decretó casa por cárcel ni restricción de movimientos.

El poeta y sacerdote octogenario no acató la sentencia por “injusta e ilegal” y por considerarla una “venganza” del presidente Ortega y la esposa de éste, Rosario Murillo, actual vicepresidenta de Nicaragua.

Dos años después, la sale penal uno del Tribunal de Apelaciones de Managua absolvió a Cardenal sobre ese caso y ordenó descongelar sus cuentas bancarias. Su antigua colaboradora apeló.

El conocido poeta, autor de “Epigramas” y “Oración por Marilyn Monroe”, entre otras obras, participó en la lucha contra la dictadura de los Somoza y fue militante hasta 1995 del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), actualmente en el poder, y del que está distanciado.

Siendo ministro de Cultura recibió la amonestación pública del papa Juan Pablo II, al visitar Nicaragua (marzo de 1983), por mezclar la religión con la revolución sandinista.

...

Notas Relacionadas