Fue bala de un M-16 la que mató a niña en operativo policial

Fiscalía analizará denuncias contra policías

La abuela y mamá de la menor con el abogado del Cenidh, al salir de la Policía a inicios de la semana.

La abuela y mamá de la menor con el abogado del Cenidh, al salir de la Policía a inicios de la semana.
La abuela y mamá de la menor con el abogado del Cenidh, al salir de la Policía a inicios de la semana. HOY/Archivo

Una sola bala, disparada por un M-16, uno de los más famosos fusiles de asalto y de alta precisión, habría matado a Cairo Blandón Lemus y a la hija de este, Dayra Junieth Blandón Sánchez, de 15 meses de edad, según indagaciones del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) en Matagalpa.

Padre e hija fueron ultimados la madrugada del domingo 5 de febrero en El Tuma, durante un cuestionado operativo policial.

Margine Sánchez Esquivel, pareja de Blandón y madre de Dayra Junieth, ha negado que Cairo perteneciera a banda delictiva alguna, afirmando que este se iba a entregar cuando los policías le dispararon y que la niña presentaba dos impactos de bala: una herida pequeña en el costado y otra más grande en la parte baja de la espalda.

Sin embargo, Juan Carlos Arce, coordinador del Cenidh en Matagalpa, entrevistó ayer al forense Juroj Bartoz, quien “me explicó que la causa de muerte (en ambos casos) había sido hemorragia… hasta me dijo que el tipo de arma era una M-16 y me explicaba que en ese tipo de casos el orificio de salida es bien grande”.

Arce dijo que Blandón Lemus presentaba dos balazos: uno con orificio de entrada en la pierna y salida en el glúteo derecho, mientras que el otro disparo lo atravesó de un costado a otro. “Me señalaba (el forense) que el de la niña fue el mismo disparo que atravesó a Cairo, la atravesó a ella y el orificio de salida es en la espalda y es grande pues…”.

Se buscó al forense Bartoz, quien confirmó haber practicado las autopsias, pero evitó brindar detalles justificando que la legislación penal le prohíbe brindar información “hasta que no sea cosa juzgada”.

Arce, en tanto, dijo que en su entrevista con el forense, este le explicó que Blandón Lemus presentaba dos balazos: uno con orificio de entrada en la pierna y salida en el glúteo derecho, mientras que el otro disparo lo
atravesó de un costado a otro.

“Me señalaba (el forense) que el de la niña fue el mismo disparo que atravesó a Cairo, la atravesó a ella y el orificio de salida es en la espalda y es grande pues, bueno, es orificio de salida y de una M-16 pues todavía
peor”, contó el abogado del Cenidh.

Sin embargo, Sánchez Esquivel relató a HOY que a las 3:00 a.m. del 5 de febrero, los policías llegaron a su casa, Blandón Lemus cargó a la niña para protegerla y salió en bóxer con Daira Junieth dormida en brazos,
pero un balazo los hizo caer.

“Él (Cairo) que levanta la mano así, que se iba a entregar, cuando le dispararon. Él cayó de viaje (y) la niña cayó a un lado. Cuando la niña cae, ella comienza a gatear y pega gritos que iba para donde él, yo que me tiro a agarrar a la niña, le ponen (alumbran con) un foco y le pegan el otro balazo en la rabadilla”, contó Sánchez Esquivel.

Esa misma versión, Sánchez Esquivel la sostuvo después en conferencia de prensa en la filial en Matagalpa del Cenidh y en la denuncia que por escrito interpuso el jueves 9 de febrero ante la delegación departamental del Ministerio Público, pidiendo que esa entidad abra un proceso investigativo contra los policías que participaron en el operativo en el que ella perdió a su pareja y a su hija.

ANALIZARÁN DENUNCIAS

Las denuncias que Margine Sánchez Esquivel y su suegra Mercedes Blandón Lemus presentaron por escrito ante la Fiscalía en Matagalpa, serían “analizadas” por esa dependencia, afirmó la fiscal auxiliar Dailys Uriarte.

“Una vez que se haga el análisis (de las denuncias) se va a determinar si hay mérito para proceder a hacer una acusación o resolver conforme (con) las otras facultades que tiene el Ministerio Público”, explicó Uriarte, quien atendió a este medio, porque la fiscal departamental, Ana Isabel Sequeira, estaba reunida con los fiscales auxiliares de los diferentes municipios.

Juan Carlos Arce, coordinador del Cenidh en Matagalpa, dijo que “el Ministerio Público y la misma Policía tienen la obligación de abrir un proceso investigativo de oficio, porque fueron dos personas las fallecidas, es un hecho grave y esperamos que (la Fiscalía) abra el proceso investigativo y que no engaveten la denuncia aduciendo que están analizándola”.

Save

  • Marlon Mendez

    Es una lastima el actuar de las personas q estan para q te pr
    otejan…

  • Cesar lopez

    Tengo entendido q la policia nacional usa ak47

...

Notas Relacionadas