Identidades confusas

Conozca el trastorno que se convierte en un problema mental grave y cómo tratarlo.

Francely Navarro H.
HOY

250117Familia,photo03

Nuestras reacciones son distintas en cada situación, esto no quiere decir que tengamos numerosas personalidades, es simple cuestión de supervivencia.

Lloramos, reímos, reñimos, somos luces, tinieblas, paz, guerra, mentiras y verdades… estamos conscientes de eso, aprendimos durante nuestros procesos formativos y experiencias diarias a convivir con las dualidades. Pero… ¿qué pasa con esas personas que no tienen conciencia de sus múltiples identidades? ¿estamos ante un grave problema, una amenaza social?

El cine nos ha vendido una imagen psicópata de las personas con esta condición, almas atormentadas que de día son buenas y de noche son malas, mujeres que aman y a la vez dañan a sus hijos, maridos poseídos por un genio maligno, niños asesinos, tiernos y peligrosos, en fin, historias casi inverosímiles y perturbadoras.

La psicología, en cambio, ofrece una conceptualización más aterrizada del tema, libre de dilemas y ficciones.

“Esto se llama trastorno de identidad disociativa y se caracteriza por la existencia de dos o más identidades en una misma persona…

Siga leyendo el texto en la edición impresa de mañana 25 de enero.

...

Notas Relacionadas