Muere niñita quemada en su pequeña cuna en Chinandega

Veintiún días luchó con las quemaduras de segundo y primer grado la bebe de 19 meses

Cándida Rosa Aguilar Alvarado, de 25 años, ingresó a la vivienda en llamas y rescató a la bebé Maritza Nahúm Mairena Pérez, de 19 meses, de su cama incendiada. HOY/ Saúl Martínez

Cándida Rosa Aguilar Alvarado, de 25 años, ingresó a la vivienda en llamas y rescató a la bebé Maritza Nahúm Mairena Pérez, de 19 meses, de su cama incendiada. HOY/ Saúl Martínez

Cándida Rosa Aguilar Alvarado, de 25 años, ingresó a la vivienda en llamas y rescató a la bebé Maritza Nahúm Mairena Pérez, de 19 meses, de su cama incendiada. HOY/ Saúl Martínez
Cándida Rosa Aguilar Alvarado, de 25 años, ingresó a la vivienda en llamas y rescató a la bebé Maritza Nahúm Mairena Pérez, de 19 meses, de su cama incendiada. HOY/ Saúl Martínez

Saúl Martínez/ Edición digital

HOY

Veintiún días luchó con las quemaduras de segundo y primer grado que sufrió la bebe Maritza Nahúm Mairena Pérez, de 19 meses, cuando dormía en su pequeña cama cuna y la casa de palma y madera ardió por los cuatro costados.

La pequeñita permanecía en el Hospital de Aproquen y fue declarada sin vida a las 2: 00 de la tarde de este primer día del año.

El féretro arribó a las 10; 00 de la noche de este primero de enero, al caserío del Higueral, sector Villa 15 de Julio, 38 kilómetros al norte de Chinandega, la cabecera departamental.

La tarde del 09 de diciembre pasado, Eleyda Raquel Pérez, madre de la criatura rastreaba un cerdo a orillas de un cañaveral vecino cuando las llamar envolvió el rancho. Se sospecha del abanico que se recalentó y fue la causa que iniciara el fuego en la humilde casa de palma y madera.

Vecina la salvó

Cándida Rosa Aguilar Alvarado, una joven vecina de 25 años, se percató del fuego y sin dudar un segundo relató que corrió en medio de las llamas a rescatar a la niña que lloraba en el interior sentada en su cama cuna.

“Yo les gritaba a la abuelita y la mamá de la niña, ingrese a la casa y la niña estaba encendida en su cabeza, espalda y las piernitas; cuando la saque salían sus pellejos (la piel)” dijo Aguilar quien muestra su brazo izquierdo con quemaduras.

El padre de la criatura Rigoberto Mairena, laboraba al momento del incendio en una platanera vecina, y el pequeño José Lorenzo Mairena, de 4 años, se hallaba fuera del rancho.

...

Notas Relacionadas