Allá están los viejos

Comerciantes ofrecen tradicionales "Viejos" o muñecos con pólvora

Los puestos de venta de pólvora donde se ofrecen los “viejos” están ubicados en el Mercado Roberto Huembes y rotonda La Virgen. HOY/ Yaosca Reyes Centeno

Los puestos de venta de pólvora donde se ofrecen los “viejos” están ubicados en el Mercado Roberto Huembes y rotonda La Virgen. HOY/ Yaosca Reyes Centeno

Los puestos de venta de pólvora donde se ofrecen los “viejos” están ubicados en el Mercado Roberto Huembes y rotonda La Virgen. HOY/ Yaosca Reyes Centeno
Los puestos de venta de pólvora donde se ofrecen los “viejos” están ubicados en el Mercado Roberto Huembes y rotonda La Virgen. HOY/ Yaosca Reyes Centeno

HOY/ Yaosca Reyes Centeno

En medio de la venta de pólvora están un par de viejitos bien vestidos, “chajines” como popularmente dice la población. Parece que están listos para celebrar el fin de año.

Los populares “viejos” que se queman tradicionalmente cada 31 de diciembre los ofrecen en varios puntos de venta de pólvora de la capital, entre ellos los puestos ubicados en el Mercado Roberto Huembes y los tramos establecidos a unos metros de la rotonda La Virgen, en Managua.

Doña Margarita Quintanilla es una de las comerciantes ubicadas en la rotonda La Virgen, y asegura que ella ofrece los muñecos de trapo a 1,200 córdobas.

“Ese es el precio que lo vendo, pero si la gente quiere rebaja, yo se la doy… Ya viene listo el ‘viejo’. Trae todo adentro, incluida la pólvora, que es con lo que lo busca la gente. Solo está de quemarse”, dice Quintanilla.

En los puestos de pólvora del Mercado Roberto Huembes los viejos los ofrecen desde 800 córdobas. Los precios varían según cómo esté armado el muñeco, pues los “viejos” que traen pólvora pueden ser incluso más caros que los que no traen nada.

“Yo no les pongo pólvora. Eso viene por aparte. Les ofrezco qué puede llevar de mi venta”, dice Joselin Pérez, comerciante de pólvora en el sector del mercado Roberto Huembes.

Materiales

Los muñecos traen botas o zapatos, pantalones de tela o jeans, camisas o chaquetas. Adentro les meten papel y tiras de tela. Algunos llevan un molde de madera.

Para la cabeza los comerciantes les ponen máscaras o les dibujan las facciones de un anciano.
Para completar el paquete, les ponen gorras o sombreros y los más imaginativos les agregan cabello de lana o mechas de lampazo.

Comenta doña Margarita que tardan un día en la elaboración de un muñeco, mientras que Joselin asegura que para un solo “viejo” dedicaron hasta cuatro días.

Capacitados

Los comerciantes de pólvora están establecidos en sus puestos de venta desde el pasado mes de noviembre.

Como es tradición, previo al establecimiento de sus ventas, fueron capacitados por los bomberos.

“Nos enseñaron todo lo que debíamos hacer en caso de algún incidente. Siempre tenemos a mano agua y los extintores. Gracias a Dios no ha pasado nada”, asegura doña Miriam de Jesús Pérez, quien señala que le ha ido muy bien en la venta de sus productos.

Chinandega

(Por Saúl Martínez)

En Chinandega, en los puestos de pólvora también están a la venta los tradicionales “viejos”, los cuales representan el año que finaliza.

Indican los vendedores que el precio de los muñecos oscila entre 600 y 800 córdobas. La ropa que le ponen la adquieren en los tramos de ropa usada.

Sobeyda del Carmen Vásquez, del barrio La Arrocera, de León, ofrece estos “viejos” y dice que los elabora en una media hora.

Todos estos muñecos ya llevan la pólvora.

...

Notas Relacionadas