Elaboran cocinas de barriles reciclados

Vendedores llenos de imaginación para elaborar artículos de utilidad para el hogar

Las tapas de los barriles también son comercializadas como comaleros para las palmeadoras de tortillas. Jader Flores

Las tapas de los barriles también son comercializadas como comaleros para las palmeadoras de tortillas. Jader Flores
Las tapas de los barriles también son comercializadas como comaleros para las palmeadoras de tortillas.
Foto: Jader Flores

La técnica del reciclaje se pone en marcha en esta singular labor de la que viven algunos comerciantes en el sector del Gancho de Caminos, en el mercado Oriental.

Don William Rayo es uno de los que inició con este negocio hace algunos años, él asegura que la misma necesidad de conseguir dinero para el alimento diario fue lo que lo obligó a ingeniárselas para darle un doble uso a los barriles de metal usado que compraba en algunas empresas.

“De barriles hacemos estufas, ollas para nacatamales, recipientes para basura, entre otros. Al pasar de los años también hemos venido introduciendo la doble utilización de los que son los rines de camiones para elaborar estufas”, menciona Rayo.

Los expertos en moldear el hierro aseguran que la elaboración de estos útiles artículos lleva su tiempo desde limpiarlos, lijarlos, cortarlos y luego pintarlos.

“Si usted compra alguno de los productos que nosotros elaboramos le doy fe que es un artículo de calidad para su cocina, por ejemplo las estufas sirven para preparar una deliciosa carne asada o lo que usted desee, son resistentes al peso de las ollas y es un producto amigable con su bolsillo por su bajo precio”, menciona don Ramón Arce, quien también elabora productos de los barriles reciclados.

Los medio barriles también son utilizados por las personas para almacenar agua. Jader Flores.
Los medio barriles también son utilizados por las personas para almacenar agua.
Jader Flores.

Mientras don William utiliza su cincel para dar forma a las argollas que servirán para sostener las ollas de los nacatamales, el ruido se torna un poco molesto para quienes transitan por este lugar durante el día, situación que para los vecinos ya es bastante familiar.

“Ellos empiezan a elaborar las estufas y ollas desde horas de la mañana, es un trabajo digno que les da para llevar el alimento diario a su familia”, manifiesta Carolina Reyes, comerciante de comida en ese sector.

Los comerciantes afirman que ya tienen destinado el material con el que se elaboran las estufas y ollas. De un barril se pueden llegar a hacer dos ollas o dos estufas dependiendo del tamaño que desee darle.

Las ventas se ponen más rentables cuando llegan los pedidos de diferentes restaurantes o empresas.
“A veces recibimos pedidos de hasta 10 estufas y 20 ollas, de esa forma es que se generan más ganancias, ya tenemos clientes de ciertos lugares donde se distribuye comida, comercializarlas por unidad deja muy pocas ganancias”, ratifica Arce.
Los vendedores manifiestan que lo principal es no desperdiciar nada de material.

Cuentas
El costo de las estufas va en dependencia del tamaño; las más pequeñas puede encontrarlas en 300 córdobas y las grandes en 1,200.

“Las ollas para nacatamales o medio barriles se cotizan en 180, hasta 250 córdobas, pero si llevan más de una podemos hacer una oferta al bajarle el precio”, finalizó Arce.

...

Notas Relacionadas