Los belenes más insólitos

La escena del nacimiento de Cristo invade para esta fechas los hogares

 

Belenes 1

HOY

La escena del nacimiento de Cristo invade cada año hogares, sitios públicos (y no tan públicos) con toques de distinción y originalidad variables.

No es fácil innovar en el manido arte de los belenes, pero aún hay artistas que, con mayor o menor respeto por las tradiciones cristianas, se atreven con ‘remakes’ del clásico navideño y sustituyen al cordero de Dios y su círculo de confianza por simios, salchichas, entre otros, según publica republica.com

Cierto individuo barbudo y gafapasta de la ciudad del motor, a la sazón Detroit, autor de libros sobre religión para jóvenes, lleva años dedicándose a recopilar las más insólitas recreaciones de lo sucedido en Belén un día que con toda probabilidad no cayó en 25 de diciembre. Su nombre es Mark Oestreicher y cada año, siempre puntual a su cita, actualiza su popular lista de los nacimientos más curiosos del mundo.

Quizá la mejor incorporación de 2016, o al menos la más viral, sea el belén ‘hipster’ que ha dado la vuelta al mundo con sus Reyes Magos a bordo de Segways, su vaca 100% orgánica alimentada con pienso sin gluten, su María con vaso del Starbucks y posando para un selfi que dispara un José con moño de moderno y camisa ‘denim’ convenientemente desgastada. Una oda al siglo XXI bajo un techo de paneles solares.

belenes 2

No se queda a la zaga en originalidad el nacimiento zombi que parece una versión edulcorada de ‘The Walking Dead’. A saber las ignominias que tendrán que perpetrar los padres de Cristo para mantener con vida a su bebé en medio del apocalípsis. Que le pregunten a Rick Grimes y sus colegas…

belenes 3

 

Por si todo ello fuera poco, la opción de fusionar la decoración y el ágape del 25 de diciembre (fun, fun, fun) es una vuelta de tuerca apetitosa que se puede degustar en familia. Este cárnico belén alimentará no solo las almas, sino también los estómagos de los convidados al festín navideño.

belenes 4

Aparentemente inofensiva, esta simiesca recreación del parto de la Virgen podría esconder una denuncia del creacionismo. Es monísima, pero también una encendida defensa de la teoría de la evolución. Darwinismo navideño para celebrar “el antiguo ritual pagano de Saturnalia”, que diría Sheldon Cooper.

belenes 6

...

Notas Relacionadas