Se lucieron con las purísimas

Tanto la policía como los bomberos estuvieron pendientes para proteger a los pobladores que cantaron en los altares

Familias jinoteganas se lucieron al componer creativos altares para la madre de Jesús el pasado 7 de diciembre. HOY/ Sara Ruiz

Familias jinoteganas se lucieron al componer creativos altares para la madre de Jesús el pasado 7 de diciembre. HOY/ Sara Ruiz

Familias jinoteganas se lucieron al componer creativos altares para la madre de Jesús el pasado 7 de diciembre. HOY/ Sara Ruiz
Familias jinoteganas se lucieron al componer creativos altares para la madre de Jesús el pasado 7 de diciembre. HOY/ Sara Ruiz

HOY

Los jinoteganos desbordaron las calles para ir a cantar de casa en casa a la Inmaculada Concepción de María, a quien arreglaron altares instituciones gubernamentales en los parques y centenares de familias a lo largo de municipio.

Varias familias jinoteganas compusieron los altares con temáticas como las advocaciones de la virgen y las Letanías, en donde las más tradicionalistas llevan un seguimiento y diseñan conforme pasan los años.

Tal es el caso de la familia Úbeda, quienes realizan una de las purísimas más conocidas por no dejar ni un solo año sin componer a su virgen, cuya imagen tallada en madera, con cabellos reales y aproximadamente 20 centímetros, tiene 151 años y se ha celebrado desde entonces. Su dueña, la conocida profesora jinotegana Esperanza Úbeda, quien todos los años arregla el altar conforme a las letanías del santo rosario.

La tradición de celebrar a la Inmaculada Concepción de María, tuvo sus pérdidas de marianas este año, las familias Peñalosa y Hernández a pesar de estar de luto por el fallecimiento de Eloisa Peñalosa y Adelina Hernández, mantuvieron el legado que les dejaron y celebraron a la virgen como lo hubieran hecho sus antecesoras.

Jinotega 2

La Virgen de la familia Peñalosa, mide tres pies de alto, y al igual de la familia Úbeda, es tallada en Madera con peluca de cabellos reales. Eloisa Peñalosa, en una entrevista que dio para LA PRENSA, el año pasado, comentó que esperaba que sus sobrinas siguieran su tradición, algo que con orgullo siguieron este año y poniendo una foto de su tia, devota mariana.

“Ellas están cantándole a la virgen en el coro celestial” Dijo el orador Jairo Méndez, al momento de llegar a los hogares de las marianas que dejaron un hermoso legado a seguir. Adelina Hernández llevaba más de 60 años celebrando con humildad los 7 de diciembre y dándole a quienes cantaban comida y dulces.

Tanto la policía como los bomberos estuvieron pendientes para proteger a los pobladores que cantaron en los altares y a quienes se les dieron los tradicionales paquetes con dulces típicos y agua loja, bebida a base de maíz, dulce y jengibre, que solo se prepara en Jinotega para esta ocasión.

...

Notas Relacionadas