Taxista observó accidente en el que murieron dos personas

Ayudó a detener a chofer que provocó tragedia en pista a Sabana Grande

DSC02733
Un taxista que declarará en juicio, con su versión, compromete a Luis Castillo (en la foto).HOY/Alejandro Flores

Alejandro Flores Valle

HOY

Un taxista se convirtió en un testigo (ocular) fundamental para la Fiscalía, en el caso de dos personas que fallecieron en un accidente de tránsito y otras dos resultaron lesionadas, en un hecho ocurrido en la pista a Sabana Grande, Managua.

Se trata de Pablo Flores Alemán, quien fue ofrecido por la Fiscalía con el fin de declarar en juicio programado para el próximo 19 de diciembre.

El testigo fue ofrecido por la Fiscalía, ayer en una audiencia de ampliación de pruebas que presentó la Fiscalía ante el juez Cuarto Distrito Penal de Juicio, Carlos Silva Pedroza.

El taxista depondrá en juicio que el día del accidente, el pasado 31 de octubre, a eso de las 12:30 de la noche, el acusado Luis Adolfo Castillo Torres, quien conducía un carro, lo aventajó y después observó que se fue a estrellar contra un carro que estaba aparcado.

También dirá que ayudó a sacar debajo del carro aparcado, a una de las víctimas que estaba prensada y sin vida.

El taxista Flores Alemán dijo que sacó un tubo de su vehículo e impidió que el conductor que provocó el accidente, huyera del lugar del hecho.

Cuatro víctimas

El conductor Castillo Torres, de 28 años, enfrenta el homicidio imprudente de Edwin Francisco Téllez Rodríguez, de 38 años y de Jean Elliette Watson Gordon, de 38 años, así como de lesiones imprudentes de las víctimas Jemina Nohemy Gordon Bustillo, de 31 años y Carlos José Navas, de 31 años.

El 1 de octubre de 2016, a las 12:30 de la medianoche, de donde fue el Cruce de los Rieles, media cuadra al este, en Sabana Grande, la víctima Carlos Navas, sobre el carril de la pista en sentido este a oeste, estaba reparando la llanta delantera derecha del vehículo, un carro color rojo, placas GR 2134, en compañía de las víctimas Jemina, Edwin y Jean, quienes le estaban alumbrando.

El acusado Castillo Torres circulaba en dirección este a oeste, en un carro color azul, placas M 180067, y en el asiento del copiloto llevaba una pasajera, realizando un giro cerrado hacia el centro de la vía, llegando a impactar contra el vehículo que estaba estacionado; producto de la colisión fallecieron Edwin y Jean, mientras que Carlos y Jemina resultaron heridos.

Peritaje confirma ebriedad

El conductor del carro, Luis Adolfo Castillo Torres, además de manejar de manera temeraria, lo hacía bajo los efectos del alcohol (con 1.47 grados por litro de sangre, cuando lo permitido es 0.5), según una pericial de la Policía y que será ofrecida en juicio, por la Fiscalía.

Según el resultado de Tránsito, Castillo Torres, tras realizar un giro hacia el centro de la vía (pista a Sabana Grande), fue a impactar contra un vehículo que estaba aparcado, provocando la muerte de dos personas y lesiones en otras dos, indica la acusación del Ministerio Público.

...

Notas Relacionadas