Huracán Otto azotó el municipio de San Carlos, en Río San Juan

Varias viviendas terminaron sin techo tras el paso del ciclón.

HOY/ Roy Moncada – Edición digital

Techos de viviendas ubicadas en la entrada a San Carlos y más de 30 casas del barrio Loma Linda, colapsaron por los agresivos vientos de ayer, ante el paso del huracán Otto por el territorio de Río San Juan.

Para evitar víctimas fatales, los Comités Municipales para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Comupred) evacuaron a la mayoría de los moradores y los llevaron a los albergues habilitados.

José Reyes, poblador de Loma Linda, fue uno de los pocos que aún con el peligro que representaba quedarse en el sitio, hizo caso omiso junto con su esposa al llamado de las autoridades. “Es que tenía miedo que se metieran a robar en plena lluvia”, dijo.

También lea: (FOTOS) Así amaneció San Juan de Nicaragua tras el paso de Otto

El barrio es catalogado por el Comupred de los más vulnerables. El problema es que el caserío queda en lomas, siendo un blanco perfecto para las ráfagas de viento y de que ocurran deslizamientos por la saturación de los suelos.

Hasta la noche del jueves, en San Carlos estaban funcionando cuatro albergues con más de 300 familias que fueron trasladadas de diferentes puntos. Estarán ahí hasta que no sea un peligro regresar a casa.

La furia de los vientos se notaron en San Carlos cuando las tranquilas aguas del lago Cocibolca empezaron a llegar al malecón con fuerza y las láminas de zinc empezaron a volar.

Las autoridades decidieron suspender el fluido de energía eléctrica anticipándose a la caída de postes y alambres de energía que fueron derribados por el viento de 155 kilómetros por hora del huracán Otto.

...

Notas Relacionadas