Padre con sed de justicia en caso de joven asesinado en Managua

No inició juicio porque defensa no llegó por enfermedad

 

Alejandro Flores Valle

HOY

La irreparable pérdida de un hijo no se compara con nada y aunado a eso el proceso judicial contra el presunto homicida va lento; eso tiene en zozobra a la familia de la víctima que clama justicia y la pena máxima de 30 años de prisión para la persona que presuntamente les arrebató a su ser querido.

Don Rafael Monjarrez Díaz, padre de la víctima Osman José Monjarrez Tinoco, de 35 años, manifestó ayer que llevan nueve meses y medio y el juicio no ha iniciado y aseguró que todos los testigos de la Fiscalía, están listos, pero por diversas razones, el proceso judicial contra el supuesto homicida Marlon Iván Moreno Mairena, de 35 años, no arranca.

El abogado Ramón Peña, representante legal de la familia de la víctima, dijo que el juicio se ha suspendido tres veces y la judicial le comunicó ayer que lo va a reprogramar hasta para enero de 2017.

“Lo que quiere el papá del occiso, mi representado aquí, es que se realice el juicio lo más pronto posible”, expresó Peña.

El procesado Moreno Mairena fue llevado ayer a los Juzgados de Managua, al inicio del juicio, pero como no estaba su abogado defensor en sala fue retirado; no se vio a ningún familiar de este, ni en los pasillos y tampoco en el salón judicial.

Debe justificar

La juez Sexto Distrito Penal de Juicio, Miriam Guzmán, le informó a las partes que el abogado defensor Aníbal Paredes tiene 24 horas para justificar su incomparecencia ayer al juicio.

“Si no lo hace (el abogado Paredes), se le nombrará al acusado un abogado de oficio”, manifestó Guzmán, quien dijo que a través de cédula judicial, les comunicará a las partes la nueva fecha de inicio del juicio oral y público.

El crimen

La tragedia tocó las puertas de la familia Monjarrez Tinoco, aproximadamente a las 11:40 de la noche del 26 de febrero de 2016.

Esa noche, el acusado Marlon Moreno Mairena, junto con tres sujetos de identidad desconocida, interceptaron al ciudadano Félix Chávez, a quien le querían robar su moto afuera del Karaoke Max, ubicado en el barrio Ariel Darce, Managua.

Según un testigo de la Fiscalía, la víctima Osman Monjarrez Tinoco, que salía del karaoke junto con su esposa, escuchó que unos sujetos le querían robar la motocicleta a Félix y lo auxilió.

Después el testigo observó cuando varios sujetos estaban agrediendo a la víctima Osman y le propinaban golpes en la cabeza con cascos de moto y puntapiés.

La víctima intentó huir y avanzó unas 15 varas hacia el norte del karaoke, pero el acusado Marlon lo persiguió y le dio alcance, le lanzó una patada y lo botó al suelo boca arriba y luego con un machete le provocó una herida en el pecho, mientras los demás sujetos le seguían dando golpes con el casco y puntapiés, después los agresores se retiraron del lugar.

La víctima fue auxiliada por amigos que lo llevaron al Hospital Roberto Calderón (conocido como Manolo Morales), pero este falleció.

Osman trabajaba como conductor de ambulancias del Ministerio de Salud (Minsa).

Padre de tres hijo

Los restos de Osman José Monjarrez Tinoco descansan en el cementerio del barrio Milagro de Dios, en Managua.

Era el menor de cuatro hermanos. Habitaba en el barrio Germán Pomares.

Los tres niños que Osman Monjarrez Tinoco dejó en la orfandad no han recibido atención psicológica para poder superar el duelo que están atravesando.

DSC02609
Rafael Monjarrez Díaz, padre de la víctima OsmanMonjarrez Tinoco, pide que se haga justicia.HOY/Alejandro Flores

...

Notas Relacionadas