Calles un solo “chacuatol”

Calles del mercado afectadas por lluvias

inundado
Algunos comerciantes deciden ponerse sus botas de hule para caminar en las vías que las lluvias dejan deterioradas. Roberto Fonseca

Caminar por los callejones del mercado Oriental después de una llovizna es una travesía que no todos se atreven a hacer. Sin embargo, para los comerciantes no hay otra opción, estos no dejan de trabajar aunque las calles estén inundadas de lodo.

El sector de El Novillo es uno de los más afectados. Los enormes hoyos que reinan en las vías hacen que el agua se estanque y el hedor sea insoportable.

Según Milagros Quintero, comerciante de fruta, el Oriental no aguanta ni un chaparrón porque sus calles sufren deterioro y el lodazal es inmediato.

“Desde horas de la madrugada (de ayer) empezó a llover en la capital y el mercado amaneció hecho una cochinada y así es cada vez que llueve, ese es el calvario que nos toca vivir trabajando en este mercado que no presta las condiciones para soportar un invierno”, afirmó Manuel Zambrana

Bajan ventas

inundado3
Muy pocos compradores visitaron el mercado Oriental después de ver sus calles llenas de agua y lodo. Roberto Fonseca

Los comerciantes se quejan de las pésimas condiciones en las que quedan las calles después que llueve porque eso genera que las personas no lleguen a hacer sus compras y a ellos les perjudica en sus ganancias.

“Se vende muy poco cuando el mercado está en este pésimo estado porque la gente no quiere enlodarse, prefieren ir a otros mercados que tienen techos”, agregó doña Carla Talavera, vendedora.

Las zonas que más se inundan en el mercado por las constantes lluvias son el Gancho de Caminos y El Novillo, los vendedores esperan que las lluvias no continúen en las próximas horas para evitar que las vías se sigan deteriorando.

...

Notas Relacionadas