Abogada y tramitador al banquillo de los acusados

Familia les entregó 12 mil dólares a supuestos abogados

La acusada de camisa blanca junto a su abogado en los juzgados de Managua.HOY/J.Tijerino

La acusada de camisa blanca junto a su abogado en los juzgados de Managua.HOY/J.Tijerino
La acusada de camisa blanca junto a su abogado en los juzgados de Managua.HOY/J.Tijerino

Una abogada y un tramitador legal están siendo procesados por los ilícitos de estafa agravada y ejercicio ilegal de la profesión.

La acusación presentada por la Fiscalía contra los imputados, Juan Jarquín Bermúdez (48) y Carolina Argüello Lazo (44), indica que estos habrían provocado un perjuicio patrimonial a una familia por la suma de 12 mil dólares.

La relación de los afectados con los sospechosos inició en agosto de este año a raíz de un accidente de tránsito en el que dos perdieron la vida.

Resulta que las autoridades por ese hecho, registrado el pasado 30 de junio en Carretera a Masaya, procesaron al señor Marvin Mayorga .Los familiares de Mayorga ante esa situación contrataron los servicios de los procesados, a quienes buscaron por recomendación de una persona.

Según la relación de hechos, Jarquín Bermúdez al escuchar la explicación de la familia sobre la tragedia, sin ser abogado ni notario público autorizado por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), les manifestó que el caso estaba fácil y que en ocho días les sacaba de la cárcel a su pariente.

Les indicó también, según la Fiscalía, que como era asesor del comisionado general de la Policía, Francisco Díaz, no podía figurar en el proceso, pero sí su esposa, quien es abogada y notario.

Por el servicio, la familia de Mayorga acordó pagar cinco mil dólares. El 80 por ciento (US$4 mil) al momento de firmar el contrato y el 20 por ciento restante cuando el procesado saliera en libertad.Detalla la acusación que en abonos la familia honró el acuerdo de pagarles el 80 por ciento.

Y precisamente en uno de los varios encuentros que sostuvieron, los imputados les hicieron creer que podían llegar a un acuerdo de mediación con los familiares de los fallecidos.

Tras hacerles creer que lo habían alcanzado (acta de medicación), les pidieron ocho mil dólares. La familia les entregó el dinero y en teoría en una audiencia especial su pariente saldría en libertad.

Pero la famosa audiencia especial nunca se dio y para colmo el juicio arrancó y los procesados no se aparecieron. En vista de esto, la juez de Audiencias de Masaya le decretó el abandono a la acusada Argüello Lazo.

Admitió
El juez Julio César Arias, del Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencias, admitió la acusación contra los procesados y les decretó la prisión preventiva.
Ordenó que permanezcan en prisión preventiva y el próximo 24 de octubre se les realice la audiencia inicial, donde se conocerá si son remitidos a juicio.

...

Notas Relacionadas