“Atrapados” por el mercado

Familias se quedaron viviendo dentro del mercado oriental

orihistoria
Fotos. Roberto Fonseca /Fotoarte: Félix Castillo

¿Cuál es la diferencia de vivir en el barrio 19 de julio y el mercado Oriental? Ninguna, porque ambos lugares terminaron siendo la misma cosa contestan quienes aún habitan en lo que queda de este antiguo barrio que el mercado Oriental “se comió”.

El tono entrecortado de su voz al conversar pone de manifiesto la enorme nostalgia que envuelve a doña Balbina del Carmen Cano, una de las habitantes más antiguas del 19 de julio y quien recuerda como si fuese ayer cuando el Oriental empezó a expandirse al punto de dejarlos viviendo dentro de este.

“Recuerdo que fue para 1971 cuando vine con mi familia a vivir a este lugar, yo vendía caramelos y el mercado Oriental ya era muy mencionado pero solo constaba de una cuadra de comercio aquí en este sector de los que hoy es El Novillo estaba rodeado de monte, habían varias viviendas que formaban el barrio 19 de julio”, relata esta anciana de más de 50 años.

Sus recuerdos fluyen sin perder un solo detalle y narra que el Mercado Oriental tuvo su primer soplo de vida hace aproximadamente 83 años cuando se construyeron los dos primeros galerones metálicos entre los años 1933 y 1940.

Crecimiento

historias2

“Yo tuve un tramo dentro de esos galerones, unos diez años más tardes el Oriental fue creciendo más y más los tramos ya no eran solo los que estaban dentro del galerón sino que muchos se había ubicado en las cuadras próximas”, cuenta esta sonriente señora.

Además del barrio 19 de julio para 1969 ya existía el reparto Ciudad Jardín, al sureste del mercado, el barrio El Calvario también ya era muy conocido.

En 1972 ocurre el terremoto y un año después de este siniestro aparecieron en la calle principal de la colonia Ciudad Jardín nuevos negocios como el Jardín del Calzado, La Casa de los Encajes, La Carioca, entre otros, mismos que poco a poco hicieron desaparecer esa pequeña colonia.

A simple vista solo parece un tramo más del Oriental pero al fondo de ese tramo está la hermosa vivienda de don Francisco Ramos un hombre que llegó a vivir al barrio 19 de julio desde 1984.

Él comparte que cuando llegó a vivir a este barrio el Oriental aún no se había “tragado” ese sector cerca del Novillo.

“Las personas empezaron a cercar con alambres de púas sus patios para que los comerciantes no se apropiaran de sus espacio, pero eso no sirvió de nada porque las personas hicieron sus tramos”, reitera este hombre de piel clara.

Ramos explica que para evitar esto decidió ubicar en el patio de su casa un pequeño negocio que hasta el día de hoy permanece.

historias

Al igual que estas dos familias hay cientos de personas acostumbradas a vivir sus días ajetreados dentro este monstruo económico llamado Mercado Oriental.

...

Notas Relacionadas