Policía sin pronunciarse por muerte de joven

Familia sigue alegando maltrato

Familiares denunciaron en el Cenidh.

Familiares denunciaron en el Cenidh.
La viuda del occiso(izquierda)  en el Centro Nicaragüense de Derechos de Humanos.HOY/E.Romero

A más de un mes que la Policía de Ciudad Sandino entregó a Melania Rojas el cadáver de su hijo Juan Antonio Aguilera Rojas, el mismo día de su detención, la Policía no solo no le brinda una explicación, sino que su familia es víctima de intimidación.

Rojas denunció en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), donde le brindan acompañamiento, que dos de sus parientes han sido arrestados en diferentes momentos durante tres días y sin causa aparente.

Esto es considerado por esta como una forma de presión para que desista en su demanda de justicia.
Rojas junto a Nohelia Lisbeth Sánchez, viuda del fallecido, han conocido de forma extraoficial que Aguilera habría sido sometido a supuestas torturas “en una silla eléctrica”.

Sin embargo, en el acta de defunción el Instituto de Medicina Legal determina que Aguilera falleció por muerte súbita, lo que rechazan sus familiares.

Las denunciantes señalan que en las inadecuadas prácticas policiales habrían estado involucrados seis policías, a quienes la Policía investigó y retuvo supuestamente durante seis días, en El Chipote y luego los dejó en libertad.

La Policía no se ha pronunciado sobre el caso.

...

Notas Relacionadas