Callejón de oro

La zona de las joyerías nació hace más de 20 años y ahora es un punto de referencia

joya
Doce son los tramos que conforman la zona de las joyerías dentro de este mercado. Uriel Molina

Juana Huete Sequeira

HOY

Para sumergirse en el “mar del comercio” que forman los miles de vendedores del Oriental, hay que tener siempre un buen punto de referencia para llegar al destino deseado.

Esta vez nos ubicamos en la famosa esquina de los vahos hacia el lago, para llegar a la zona de las joyerías, donde están los primeros joyeros que llegaron a este mercado.

“Esta zona era un lugar quemado y abandonado hace como 20 años, cuando se inició el comercio del oro en el Oriental, para ese tiempo se podía encontrar barata cualquier prenda que se deseara”, cuenta Marvin Balmaceda, quien aprendió del oficio de orfebrería gracias a uno de sus hermanos.

Hace unos años el oro se encareció y eso bajó las ventas de los 12 tramos de joyerías que conforman esta zona, aseguran los mismos comerciantes, pero estas se han mantenido al punto de llegar a ser una zona de referencia dentro del mercado.

“Este mercado funciona por lo que está dividido por sectores, en algunos lugares se encuentra la ropa, en otros, los granos básicos y así nos ubicamos nosotros, como la zona de las joyerías, lo que se convierte en una ventaja para nosotros”, expresa Keneth Cubas.

La popularidad adquirida con los años, es lo que ha logrado mantener viva esta zona, aunque casi siempre se note vacía.

joyas
El alto precio del oro ha convertido el acero en la opción más económica para los compradores. Uriel Molina

Confianza

Tener en un solo lugar diferentes puestos donde se cotice la prenda que se desea, es lo que ha creado la confianza en cada uno de los clientes de estos orfebres.

“Cuando la gente decide buscar una prenda siempre busca la mejor en el mejor precio y claro que no quieren correr el riesgo de ser estafados, esto hace que siempre busquen lo seguro”, manifiesta Lésquer Vanegas.

Lo seguro, para estos comerciantes son sus tramos, los que en más de 20 años han llenado de experiencia en temas de oro y plata.

Aunque con el alto precio del oro la opción para estos comerciantes ha sido trabajar también el acero, como una alternativa más económica, aunque admiten que su especialidad siempre será el oro.

El problema

Una de las dificultades con las que conviven estos comerciantes, es el tema de la luz, pues han buscado cómo legalizarse desde hace unos años y no han conseguido una respuesta positiva.

Para poder laborar en sus negocios, han tenido que recurrir a pagar energía que consiguen de otros tramos vecinos.

El deseo de los trabajadores de esta zona es tener sus propios medidores, para sentirse más seguros en sus lugares de trabajo.

...

Notas Relacionadas