“Juegos de la muerte”

Niños y adolescentes atraídos por juegos que se viralizan en internet.

050916Especial,photo01

La portada de los periódicos a nivel nacional fue ocupada por la impactante noticia: “Adolescente muere por practicar juego en internet”, un hecho que sin lugar a dudas conmocionó a toda Nicaragua.

Una persona que siempre estaba alegre, sonriente y lleno de vida, así definen algunos de sus amigos a Juan Carlos Tapia, el joven que murió por practicar “Choking Game” o “Juego de la asfixia”, la primera víctima que cobra esta práctica en el país.

Sus amigos aún no conciben la idea de que “Juancho”, a como popularmente lo conocían, haya pagado un precio tan caro al jugar “Choking Game”.

“Esta es una herida difícil de cerrar, él soñaba con ser un gran beisbolista y ahora se ha ido dejando este gran vacío y una enorme lección”, refiere una de sus amigas.

Los menores son los protagonistas en redes sociales. Hoy en día no conciben su vida sin estar presentes en la red social de moda, sin saber que esta es la primera puerta al mundo de los juegos online.

Para el ingeniero Miguel Ángel Mendoza, experto en Seguridad Informática de ESET Latinoamérica, los juegos en internet se caracterizan por algo en particular: están basados en un reto, quienes se atreven a jugar deben estar conscientes de que incluso pueden llegar a desafiar la muerte.

“Muchas de estas prácticas conllevan un daño físico en los menores. Además del propósito de desafiar a sus amigos en línea, esto tiene que ver mucho con la competitividad entre los adolescentes”, explica Mendoza.050916Especial,photo03

Accesibles

El problema de los juegos en internet es incluso peor hoy día, ya que no solamente se necesita tener una consola de videojuego o una computadora para acceder a este tipo de contenido, los móviles o teléfonos celulares se han convertido en una mejor opción para los menores.

La psicóloga Alba Rony expresa que en estos casos el dilema no es que los niños y adolescentes tengan acceso a jugar en internet, sino que deben saber qué es lo que juegan, lo que eso implica y cuánto tiempo destinan para esto.

“Los niños pasan por una etapa donde son como una esponja, el aprendizaje conlleva a que estos adopten velastodo lo que se ofrece a su alrededor y es ahí donde cabe el papel de los padres para poder supervisar este contenido”, señala Rony.

Sin embargo la adolescencia ha sido tildada como la etapa en la que se experimentan cosas nuevas; además es cuando los padres consideran más difícil su rol de enseñanzas.

Con más de 422,261 visualizaciones en YouTube se encuentra un video donde un grupo de adolescentes son poseídas mientras juegan la famosa ouija, una práctica que también ha desencadenado estragos en la sociedad.

“En internet hay de todo, el acceso no es limitado, con un solo click se puede acceder a visualizar diferentes prácticas, basta solo que los menores se llenen de curiosidad y accedan a buscar el contenido y luego ponerlo en práctica y en eso radica la mayor dificultad con internet, no limita el acceso a estos contenidos”, argumenta el experto en Seguridad Informática de ESET Latinoamérica.

Peligros

El “juego de la asfixia” (también conocido como “Choking Game” o “Shocking Game”) es una práctica de alta peligrosidad y de riesgo mortal que consiste en el acto de inducir a una persona al desmayo, por medio de la asfixia intencional con el fin de sentir una sensación de desvanecimiento.050916Especial,photo02

Este acto es erróneamente visto como “juego” por parte de diversos jóvenes y debido a que consiste en sofocarse o estrangularse intencionalmente hasta perder el conocimiento, a menudo puede resultar en muertes accidentales que son confundidas con suicidios.

“Durante la adolescencia o peor aún durante la niñez, el sentido de la responsabilidad no está desarrollado pero la curiosidad, ingenuidad y falta de experiencia de la vida hace a este sector aún más vulnerable ante las herramientas tecnológicas. Recordemos que el internet es como una ventana al mundo que debe ser supervisada por los padres”, afirma la psicóloga.

Los juegos online están cargados de violencia y eso estimula en el sistema nervioso central una respuesta negativa que hace al pequeño desarrollar una actitud violenta y de rechazo al mundo.

Por otro lado, el ingeniero Carlos Leal, especialista en Sistemas y coordinador de la carrera de Ingeniería en Redes y Telecomunicaciones de la Universidad Centroamericana, UCA, añade que la edad promedia para acceder a un juego en internet es de 30 años por la gran cantidad de violencia que estos promocionan en sus jugadores.juegos

“Muchos estudios han demostrado que esos juegos en primera persona están cargados de escenas violentas y sangrientas que perturban la mente, por lo tanto un niño es más propenso a volverse adicto a esto”, asegura.

Sin control

Las redes sociales tales como Facebook siguen creciendo en popularidad de forma acelerada, esta tiene más de 1,500 millones de usuarios que se conectan al menos una vez al mes, popularidad que no se limita al público adulto, ya que cualquiera puede obtener una cuenta aún siendo menor de edad falsificando información.

Estoy solo, ¿alguien me quiere? Algo me dice que esta noche no voy a dormir mucho, si quieren textear me pueden mandar un mensaje, es una de las publicaciones encontrada en la cuenta de Facebook de Juan Carlos Tapia.

Asimismo, uno de sus 2,121 amigos agregados en esta red social le comparte la captura de un correo electrónico que se lee: “Un lápiz se coloca siguiendo la línea horizontal y el segundo lápiz debe ir encima formando una cruz. Para finalizar solo formulás la pregunta: Charlie, Charlie ¿estás ahí? Y comienza el juego, entonces más te vale rezar”.

Rony argumenta que lo050916Especial,photo04s adolescentes en reiteradas ocasiones no conversan con sus padres, a pesar de que es la edad de la rebeldía y cuando más se necesita hablar con alguien, sin duda los juegos pueden ser utilizados como escapatoria a muchos conflictos internos.

“Es irónico que alguien que demuestra ser feliz ante los demás sufra en silencio ya sea porque está depresivo, porque no tiene un padre y una madre pendientes de él o ella esto convierte a internet y sus juegos en un arma de doble filo cuando los padres creen que sus hijos son modernos, que se divierten sanamente frente a una computadora él no deja de sentir ese vacío que nadie más puede ver”, apunta Rony.

Usar internet como entretenimiento se vuelve una adicción, pero también enferma y corrompe la mente, ya que muchos de esos juegos pueden dañar aún sin estar consciente de que está a un paso de la muerte.

El juego de la asfixia

  • La práctica del “Choking Game” también llamado “juego de la muerte” ha aumentado en las últimas décadas y ha sido responsable de numerosas muertes y daños neurológicos graves en jóvenes alrededor del mundo.
  • El médico internista Neri Olivas diagnostica que la práctica de este juego implica oprimirse las arterias carótidas en la parte del cuello, esto provoca que el cerebro quede mal oxigenado y se produzca una hipoxia cerebral (falta de oxígeno en el cerebro).
  • ”La estrangulación es el mecanismo principal que se utiliza en el ‘juego de la asfixia’. Este tiene el potencial de causar daño cerebral, discapacidades o la muerte, en el caso de que la persona quede viva presentará el resto de su vida falta de concentración, alteraciones en el equilibrio, coordinación del cuerpo, etc”, ratifica el internista.
  • Solo es cuestión de minutos para que el jugador fallezca en el intento, de dos a tres minutos usted puede dejar de respirar mientras juega, ya que se producirá un paro cardíaco y respiratorio si presiona el cuello con la intensidad que no debía.
  • El “Choking Game” consiste en colgarse de una cuerda y cortarla con un cuchillo cuando se está quedando inconsciente, alguien más debe estar involucrado en el juego para cortar la cuerda en el momento indicado, lamentablemente Juan Carlos Tapia no contó con la ayuda de esa otra persona ya que decidió jugarlo solo, una noticia lamentable y dolorosa pero que deja una gran lección para todos los niños y adolescentes.

...

Notas Relacionadas