La historia del barro

Conozca la historia del barro y el uso que los artesanos le dan en San Juan de Oriente

Un tesoro de valor incalculable es extraído desde las entrañas de la tierra en un pueblo que fue enormemente bendecido, San Juan de Oriente.

El olor a barro es casi inmediato al entrar a este pequeño pueblo, ubicado al sur del departamento de Masaya, a 45 kilómetros de la ciudad de Managua.

Su color es rojizo, de textura moldeable, que en manos de los artesanos se vuelve una obra de arte, ese es el barro, un material que se utiliza desde tiempos antiguos de la civilización.

Los primeros habitantes utilizaron materiales como: el barro, la cerámica, hueso, piedra y un gran número de cosas para cubrir sus necesidades diarias.

Muchos de esos materiales han perdurado hasta el presente y afortunadamente, en varios lugares del país, se siguen utilizando. Es un legado importantísimo para la humanidad, porque están cargados de creencias, costumbres y son parte de la vida de un pueblo.

Según el artesano José Bismarck Ortiz, ellos tienen más de 50 años de trabajar con el barro en la elaboración de artesanías.

“El barro se extrae de diferentes fincas aquí en San Juan de Oriente, normalmente se encuentra después de dos capas, una primera de tierra y otra de talpetate, es muy fácil distinguirlo ya que su color y textura es diferente a la tierra, es rojizo y muy húmedo”, refiere Ortiz.

Busque este lunes en nuestra edición impresa un reportaje sobre esta gran labor que ejercen los artesanos de San Juan de Oriente con este material histórico.

...

Notas Relacionadas