Ecoturismo y aprendizaje

Reserva Silvestre Quelantaro, un sitio para disfrutar de la naturaleza y conocer su biodiversidad

guiad

HOY

Recorrer senderos en un bosque seco y aprender sobre su flora y fauna, visitar un vivero de tortugas marinas o realizar trabajo voluntario en la comunidad de Villa El Carmen, forman parte de la oferta de ecoturismo del Circuito Ecoturístico Reserva Quelantaro-Playas Vírgenes.

A tan solo 45 minutos del centro de la ciudad de Managua se encuentra la Reserva Silvestre Quelantaro, cuyos propietarios se han dado a la tarea de desarrollar proyectos turísticos destinados a mejorar la calidad de vida de los habitantes del municipio de Villa El Carmen.

Desde el 2006, Ofelia Gaitán y su esposo Guillermo Rodríguez, ambos con formación ambiental, han trabajado de la mano con la comunidad para promover un turismo diferente y que deje resultados tangibles para los habitantes.

“A nosotros nos interesa mucho que haya un cambio en la sociedad o al menos en la zona de incidencia de la reserva con el afán de proteger los recursos”, comenta Ofelia, quien trata de que cada turista que visita la reserva sienta la satisfacción de ayudar o aportar un granito de arena al mejoramiento del municipio.

Este tipo de turismo comunitario se basa en crear alianzas con la municipalidad para que los visitantes se integren a labores locales como pintar una escuela, dar clases de inglés, realizar mejoras en un centro de salud, etc.

Ofelia, quien es ecóloga de profesión, detalla que casi un 90 por ciento de las personas que visitan la reserva realiza un proyecto social en la comunidad. La mayoría de turistas son originarios de Estados Unidos, pero también llegan franceses, japoneses, españoles y canadienses.guia

“Trabajamos con las comunidades y es algo muy bonito y articulado. Antes la gente se metía mucho a la reserva a sacar madera y especies, pero a raíz de que venimos trabajando y no solo en proyectos ambientales sino también en proyectos sociales, la gente ha dejado de entrar a extraer la madera y tiene conciencia sobre la importancia de proteger los recursos naturales”, explica Ofelia.

El Circuito Ecoturístico nació en 2010 y hasta la fecha está conformado por 14 pequeños empresarios de la comunidad que ofrecen servicios de turismo rural, alojamiento, avistamiento de tortugas marinas y el recorrido por un pequeño museo y sitios arqueológicos.

Aula Verde

Quelantaro pertenece a la Red de Reservas Silvestres Privadas de Nicaragua, la cual está conformada por 89 reservas de todo el país y que en la actualidad están emprendiendo un proyecto llamado Aula Verde.

Este proyecto tiene el objetivo de promover en los estudiantes de las escuelas locales el conocimiento de la flora y fauna en los bosques cercanos a sus comunidades.

El agrónomo y propietario de Quelantaro, Guillermo Rodríguez, explica que esa iniciativa tiene un gran valor pedagógico porque saca a los niños de sus aulas y les muestra en vivo las especies que viven en un bosque nicaragüense.

Quelantaro fue el escenario ideal donde dos especialistas suizos dirigieron durante dos días (18 y 19 de agosto) un taller de capacitación a 35 guías turísticos de reservas silvestres de Nicaragua y Costa Rica.

Los guías practicaron divertidas metodologías de aprendizaje para aplicarlas con estudiantes de primaria que visitan las reservas.

Carolina Coronado, asesora de la Red de Reservas Privadas de Nicaragua, comenta que a través de ese tipo de actividades los niños y niñas descubren la belleza natural que existe en los bosques.

“De esta forma la niñez tiene un contacto directo con la naturaleza y al conocerla la aman y asumen valores de cuido”, señala Coronado.

Los guías además de aprender nuevas dinámicas intercambiaron experiencias adquiridas durante sus años de labor comunitaria.


guia doPaquetes turísticos

El Circuito Ecoturístico Reserva Silvestre Quelantaro-Playas Vírgenes tiene diferentes atractivos, y elaboran paquetes turísticos en función del tiempo y de la disponibilidad de recursos de los visitantes.

Un día en el Circuito Ecoturístico puede costar entre 600 o 700 córdobas realizando senderismo, visitando playas y sitios arqueológicos. El precio es por cada persona (incluye el almuerzo).

Pero si desea hospedarse en alguna de las cabañas de la reserva, el costo oscila entre los 30 y 35 dólares por persona, e incluye desayuno, almuerzo y cena.

La reserva cuenta con dos cabañas para grupos con capacidad hasta para 30 personas.

...

Notas Relacionadas