Los islotes del Cosigüina

Un recorrido de dos horas y media que vale la pena realizar

chinandega

 

HOY / CHINANDEGA

Siete piedras enormes que conforman islotes fueron parte estructural de los más de 2 mil metros que tenía el volcán Cosigüina y que se partieron en la erupción del 20 de enero de 1835, depositadas en el Golfo de Fonseca, que constituyen una maravilla creada por la naturaleza en el lugar.

En lancha y desde las aguas jurisdiccionales se divisa el volcán Cosigüina la base o las faldas de las que estás piedras ahora ancladas en el mar fueron arrancadas y que disminuyó a 832 metros el tamaño del llamado “Mirador de Tres Países”.

Bismark Caballero, de la Cooperativa de Servicios Turísticos RL Coseetur, dijo que las aves migratorias y nativas depositan el excremento o guano, nutriente natural que ha conformado suelos y alguna vegetación primaria con un hábitat para muchas de las especies que ahí anidan.

El lugar es un atractivo en verano con un periodo migratorio de delfines en el mes de febrero al que los pescadores le llaman “El Bufo”.

Desde las piedras o islotes se divisa un espectáculo único al acantilado de la Península de Cosigüina que alcanza más de 100 metros de altura en algunos sectores de la comarca costera de la Salvia hasta la zona de Punta Ñata.

El mar que impacta las olas escarba en los acantilados y ahí surgen árboles fósiles incrustados que han provocado visita de geólogos”, dice Caballero.

Mucho potencial

Ornitólogos que se han acercado a los islotes les llamó la atención en un recorrido la aparición del “pato bobo pata azul” especie que fue declarada emblemática igual que la guacamaya o lapa roja, última especie, sitiada por depredadores.

Caballero indica que hay mucho potencial pero aún algunas áreas de la Reserva Natural Protegida es virgen para el turismo, “Porque siempre nos dicen los turistas; ¡Qué bonito, No conocíamos!”, de ahí la frase institucional de “Un destino sin descubrir”.

Para los recorridos de dos horas y media hasta las piedras se puede abordar lanchas en los dos muelles, el primero en Potosí y a 4 kilómetros al oeste en la comarca costera de Santa Julia, con la salida inicialmente a la Punta San José que con las últimas marejadas le han cercenado un pequeño tramo.

En 15 minutos se arriba al lugar para girar a la orilla de las enormes rocas, divisar las aves marinas, la intensa actividad pesquera artesanal con redes y las aguas tranquilas propias para bucear, salvo con todos los requerimientos de protección al turista.

Interes centroamericano por recorridos

Desde la Unión, El Salvador, integrantes de turoperadores que ofrecen dinámicos recorridos en sus territorios han mostrado interés en coordinar las visitas con los colegas de la zona nicaragüense, lo que podría concretarse próximamente con la Cooperativa de Servicios Turísticos RL Coseetur.

Antonio Ramos, dirigente pescador en la Península de Cosigüina, dijo que espera pueda desarrollarse el turismo para los que visitan el país por los atractivos naturales que son una maravilla.

Cómo llegar

80 kilómetros separa la ciudad de Chinandega de Potosí, frente al Golfo de Fonseca. 46 córdobas es el pasaje en unidad de transporte colectivo. Coosetur ofrece el Tour Golfo de Fonseca en el ecosistema trinacional cuyo precio es de 160 dólares en una lancha en el que pueden viajar 10 pasajeros. Teléfonos para las giras 2344-2381/8370-8041-www.ecodetur.com.

...

Notas Relacionadas