El rostro de la pobreza en la ciudad de Granada

María Ester vive en una esquina del Palacio Episcopal

pobreza, granada, indigentes, iglesia

Indigente ha hecho su hogar en acera del Palacio Episcopal. HOY / Lucia Vargas

pobreza, granada, indigentes, iglesia
Indigente ha hecho su hogar en acera del Palacio Episcopal. HOY / Lucia Vargas

HOY/ Granada

Una de las esquinas del Palacio Episcopal de Granada, María Ester Cuadra, de 60 años, la ha convertido en su hogar. Asegura que no tiene dónde vivir. En ese sitio lleva casi un año y la acompaña uno de sus cinco hijos, el cual tiene 23 años y padece de un trastorno mental.

En el piso desparrama varios pedazos de cartón que le sirven de cama y en las barandas de hierro del edificio cuelga trapos para cubrirse por la noche.

Aseguró que tiene un terreno en Malacatoya, pero que no tiene cómo hacer la casa. “Les pedí ayuda a las diputadas de aquí de Granada y hasta ahora solo dicen que me espere, pero ya me tienen aburrida con eso”, dijo la mujer.

Explicó también que fue a la Alcaldía Municipal a plantear su necesidad, pero tampoco ha recibido respuesta. La señora comentó que para ganarse sus centavitos realiza mandados a los vendedores del parque central y para bañarse y lavar la ropa se va hasta el lago todos los días por la mañana.

Esta mujer dijo haber parido cinco hijos, pero asegura que ninguno le ayuda.
Granada, considerada la ciudad turística por excelencia, enfrenta en sus calles este tipo de problemas sociales. El rostro de la indigencia se ve por todos lados, con los niños huelepega, los alcohólicos y muchas personas de la tercera edad que viven en las aceras.

  • Adolfo gonzalez

    Esta sra es alcoholica igual que el hijo que también es huele pega. Ella pide dinero para comprar la botella y tomar con el hijo. Esto seguro lo sabe el periodista que envió la noticia, sino la quiere ver allí que se la lleve a su casa y le mantenga el vicio.

...

Notas Relacionadas