Le pintan el vestido

Decidió dejar un recuerdo de sus queridos estudiantes antes de verlos partir al siguiente grado

maestra

Sin duda trabajar con niños es de las profesiones más nobles y divertidas que puede existir, pero más que nada es un reto lograr implantar una idea, enseñanza o hábito en los chicos, por lo que toda persona que trabaje al cuidado y educación de un niño merece un gran aplauso.

Así como el que seguramente recibió ShaRee Castlebury, una maestra de primer grado de la primaria Lawton, en Okland, Estados Unidos. Quien cerca de cerrar el ciclo escolar decidió dejar un recuerdo de sus queridos estudiantes antes de verlos partir al siguiente grado.

Me enamoré de ellos, así que tenía que alentarlos a seguir, por lo que quise hacer algo en lo que pudieran engancharse y siempre recordar, manifestó la maestra.

ShaRee Castlebury le dio a sus alumnos un vestido blanco, el cual debían decorar con obras de arte… el resultado fue asombroso.

El resultado de la iniciativa fue un vestido lleno de obras de arte creados por sus alumnos. ¡Un hermoso resultado que enterneció a todos en la escuela!maes

Originalmente había sido inspirada por otros profesores que hicieron algo similar, pero con edredones, y debido a que esta simpática profesora no tenía idea de cómo coser, una lluvia de ideas la llevó tener el recuerdo más original de sus estudiantes.

Sus alumnos se volvieron locos de la emoción con la original idea.

Los chicos estaban más que felices de ayudar a diseñar un vestido único en su estilo, coloreando con plumones y plumas, que hicieron del último día de clases el más divertido de todos.

Miss Castlebury vistió orgullosamente este fantástico atuendo durante el último día de clases, detalla El Heraldo.

...

Notas Relacionadas