Con la música en la sangre

Isaac Bustos una leyenda de la guitarra

Isaac1
Isaac Bustos guitarristas nicaragüense radicado en Estados Unidos/ Fotos: Lissa Villagra

Linda Rojas Briceño
HOY

Su primer maestro fue su papá. El sonido de las cuerdas melancólicas de la guitarra lo enamoraron desde muy pequeño. Comenta que se le hizo muy fácil aprender, a los once años formó parte del Conservatorio de Música.

Cuando cumplió trece viajó a los Estados Unidos, junto a su familia. Allá logró terminar su maestría en guitarra en el 2004 y un doctorado en el 2010 en una de las universidades más prestigiosas de Texas.

Cuenta que ha sido muy dichoso puesto que en un año realiza alrededor de 20 y 30 conciertos, a parte de trabajar como docente en la Universidad de Texas A&M, una de las más populares y la segunda más grande en el Estado.

“Desde el 2005 estoy en esa universidad, ahí imparto clases de guitarra, apreciación de la música y todo lo que tiene que ver con la guitarra y la música”, detalla Bustos.

Isaac
Bustos está casado y actualmente tiene tres hijos, entre ellos niñas gemelas. Se acaban de graduar de secundaria y tocaban el violín en la orquesta como pasatiempos. Foto: Lissa Villagra

Actualmente es parte de un grupo de guitarra llamado “Cuarteto de Guitarra de Texas” quienes llevan una década en los escenarios.

“Nos conocimos en la universidad como estudiantes de doctorado y desde el 2006 decidimos realizar ese proyecto que para mí es uno de los mejores”, afirma.

Como solista ha ganado muchos concursos y ha también tiene alumnos que han ganado reconocimientos por su destacada participación en eventos masivos.

Isaac3
Su hijo tomó algunas lecciones de guitarra por menos de un año. Ahora juega futbol americano y ya está en la universidad. Foto: Lissa Villagra

En Nicaragua

La primera vez que tuvo la oportunidad de tocar para los nicaragüenses fue en el concierto de Aranjuez en el año 2009, en la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío.

La segunda vez vino a clases magistrales completamente gratis en el Palacio Nacional de Cultura impartidas a jóvenes guitarristas y también brindó un concierto en el Salón de los Cristales.

“Me di cuenta que habían muchos guitarristas jóvenes, yo quise venir para brindarles nuevas técnicas. Lo bueno de tener un don en enseñarlo a los demás, eso es algo que nunca olvido de mi papá”, manifestó el artista.

Hace unas semanas estuvo tocando por tercera vez para los oídos de los nicaragüenses en tres conciertos, uno de ellos en la Ciudad Universitaria, León, y no descartó regresar para presentarse nuevamente.
Dijo que se siente muy contento de ver el avance en cuanto a la música en el país y prueba de ello es la Orquesta Juvenil. “El nivel que miré esta vez que regresé es impresionante”, finalizó.

...

Notas Relacionadas