Corren peligro en barrio de Managua

Pobladores piden urgente atención en el Jonathan González

IMG_7886
Las casas afectadas, por el mal estado de la calle, se encuentran del nuevo Hospital Militar cuadra y media al sur, media abajo. HOY/Foto: Perla Gutiérrez

HOY

Doña María de la Concepción Rosales tiene más de 50 años de habitar en el barrio Jonathan González, y desde entonces se ha quejado con las distintas autoridades correspondientes sobre el mal estado de la calle que se encuentra a un costado de su casa.

La señora Rosales manifiesta que la situación siempre se empeora durante la temporada de invierno, pues las correntada no tiene una salida fija, lo que provoca que su casa se inunde.

“Ya estoy cansada de tantas promesas, mis hijas y yo hemos andado metidas en todo para que nos den una respuesta, sin embargo, nos sacan cuando toca decir la verdad”, refiere.

Rosales aduce que en muchas ocasiones le ha tocado pagar a personas particulares, para que le ayuden a rellenar los enormes huecos que se encuentran en toda la calle, que además, después de la lluvia queda lavada y llena de muchas piedras que representan un peligro para las personas que transitan por ahí, peor en horas de la noche.

“Lamentablemente una señora perdió la vida cuando caminaba por aquí, se resbaló y pegó su cabeza en estas piedras, después de esta situación todos quedamos preocupados y traumados”, dice.

IMG_7873Patricia Flores, hija de la señora Rosales, expresa que ya se están aburridas de estar pagando casi 300 córdobas de manera quincenal, para que otros hagan el trabajo que le corresponde a la Alcaldía de Managua.

“Tenemos demasiadas limitaciones como para estar pagando, si lo hacemos es porque no queremos que nuestros hijos o mi mamá, quien ya es una señora, se caiga y las consecuencias sean peores, pero realmente ya no queremos vivir en esta situación”, subraya Flores.

Petición
Doña María Rosales hace un llamado a la Alcaldía de Managua (ALMA), para que haga presencia en el lugar y les den una pronta respuesta.

“No podemos vivir de promesas ni andar recogiendo piedra por piedra para no sentir que corremos peligro, urge que nos reparen esta calle”, concluye Rosales.

...

Notas Relacionadas