Duermen a la intemperie tras terremoto

Pobladores se quedaron sin casa tras el el fuerte sismo que sacudió gran parte de Nicaragua.

terremoto

Decenas de casas que fueron construidas con ladrillos y madera se derrumbaron después de quedar debilitadas por el terremoto. Saúl Martínez/HOY

Saúl Martínez –  HOY/Chinandega

Los pobladores de la comunidad llamada Rancherías, a 20 kilómetros al norte de la ciudad de Chinandega, se tomaron ayer por la tarde la vía Panamericana Somotillo-Chinandega en demanda de plástico, zinc y alimentos.

Esta zona se ubica a orillas de la cordillera volcánica Los Maribios y a causa del terremoto del pasado jueves las viviendas resultaron con serias afectaciones.

Algunas casas colapsaron y otras tienen paredes con fisuras debido al fuerte temblor de 6.3 grados que sacudió casi todo el país.

Los pobladores de esta comunidad dijeron que están a escasos kilómetros de la zona del epicentro y les preocupan las réplicas.

“Otro temblor como el del jueves y se caerán más casas”, mencionó un poblador.

terremoto
Los afectados demandan ayuda a las autoridades estatales porque quedaron sin un techo digno. Saúl Martínez/HOY

Los continuos sismos y la lluvia desesperan a los habitantes del municipio de Puerto Morazán, donde se reportan decenas de casas dañadas.

La tarde de ayer llegó la lluvia y los vecinos de la comunidad Luis Andino, ubicada 4. 5 kilómetros al este del poblado de Tonalá, en el municipio de Puerto Morazán, temen por las nuevas réplicas y aseguran que misteriosamente las casas con paredes derribadas están en línea recta hacia el oeste.

Bajo árboles

En el poblado de Tonalá y en las comunidades como Rancherías en Chinandega, los pobladores que perdieron sus casas permanecían ayer con sus enseres al aire libre, bajo los árboles o pequeños espacios esquineros de las casas colindantes que les prestan sus amigos.

El concejal liberal Róger Argeñal señaló que en Tonalá hay unas 15 casas que han sucumbido a los sismos y más de 200 casas están débiles, a punto de colapsar.

“En Puerto Morazán (el poblado a la orilla del estero real) hay casas que cayeron, en las comarcas Pancasán, El 14, Luis Andino, Piquín Guerrero y Omar Paz Ali también”, mencionó el concejal.

“La gente tiene temor, la gente se pregunta por qué a cada momento hay réplicas y aquí no les dicen nada”, refirió el concejal.

En la Colonia Gerardo Lindo, ubicada en la ciudad de Chinandega, una veintena de casas están agrietadas. Ahí Rafael Padilla teme dormir en su habitación por las fisuras en las paredes.

La mañana de ayer en el barrio José Mondragón cayeron dos casas, los pobladores con sus niños permanecen bajo los árboles.

Expertos del Servicio de Geología de los Estados Unidos vendrán este fin de semana a reunirse con funcionarios del Ineter para analizar las causas de esta actividad sísmica, que tiene atemorizados a los pobladores de esa zona del país, informó ayer Rosario Murillo, vocera del Gobierno.

terremoto chinandega
Ahora varias familias pasan la noche al aire libre y protegiéndose de la lluvia con plástico. Saúl Martínez/HOY

...

Notas Relacionadas