Buen invierno recargaría los mantos acuíferos

Mesa Nacional de Gestión de Riesgo no considera que la canícula pudiera tener repercusiones negativas

Lluvia, Invierno, Mesa Gestión de Riesgo, Managua

Pese a la constante lluvia del fin de semana, generada por la entrada del invierno no se produjeron estragos en Managua. Foto: Melissa Aguilera.

Lluvia, Invierno, Mesa Gestión de Riesgo, Managua
Pese a la constante lluvia del fin de semana, generada por la entrada del invierno no se produjeron estragos en Managua. Foto: Melissa Aguilera.

HOY

Pese a que ya cayeron las primeras lluvias del invierno sobre el territorio nacional, aún es prematuro asegurar que se recargarán los mantos acuíferos afectados por los dos años de sequía provocados por el fenómeno de El Niño, indicaron las autoridades de la Mesa Nacional de Gestión de Riesgo.

Según el facilitador de la Mesa Nacional, Denis Meléndez, se necesita esperar la evolución de toda la temporada lluviosa para que haya una verdadera recarga.

“Tenemos la esperanza de la llegada del fenómeno climático La Niña en el segundo subciclo, que son los meses de agosto, septiembre y octubre y pensamos que ahí se va a concluir la recuperación de los cuerpos de agua y que el año entrante no tendríamos mayores dificultades”, explicó Meléndez.

Añadió que aunque se presente el período de la canícula, entre julio y agosto, donde exista la falta de lluvia, se espera que haya mayor humedad por causa de las tormentas tropicales.

“Eso (la canícula) creo que no nos va a afectar mayormente”, expresó Meléndez.

Lluvias suaves no provocan daños

El facilitador de la Mesa Nacional indicó que aunque la lluvia fue constante no hizo estragos en la capital porque no fue fuerte.

“Si uno observa lo que ocurrió en la ciudad de Managua los días sábado y domingo, es una lluvia como diríamos suave, durante todo el día pero suave. Cuando tenemos una caída muy fuerte… en dos horas nos ocasiona muchísimo daño”, señaló Meléndez.

Recordó que las obras que se realizan en la parte de la subcuenca sur de Managua —que es la parte alta— ocasionan daños más fuertes en algunos puntos de la capital.

“Hemos advertido de obras que se desarrollan… sobre la base de la deforestación y liquidando hasta el último árbol, sí ocasionan daños muy severos porque cuando llueva significa que las aguas van a correr libremente y van a golpear la parte baja de la ciudad”, manifestó.

Lea también: Una casa colapsada y varias dañadas, así como ríos crecidos dejan las lluvias

...

Notas Relacionadas